Seis millones de españoles son ya “comunicadores digitales permanentes”

Esa es una de las principales conclusiones de la edición 2012 del informe anual de la Fundación Telefónica La sociedad de la información en España, que podéis ver resumido en el siguiente vídeo.

 

[youtube http://www.youtube.com/watch?v=asEbHxcj_Wo&version=3&hl=es_ES]

 

Asimismo, ayer también conocimos el IV Estudio Anual de Redes Sociales de IAB Spain, en el que se busca conocer el comportamiento de los internautas en las redes sociales. Podéis descargar ambos informes en sus páginas respectivas (La sociedad de la información en EspañaEstudio Anual de Redes Sociales) y también en la biblioteca virtual de EScomunicación. Y recuerda, la Red ya forma parte de nuestra vida.

 

Si te gustó este post, compártelo.

Fátima Báñez y el Bubble Shooter: Algunas lecciones de una crisis en social media

Ayer domingo se produjo una situación cuando menos rocambolesca. Sobre la una de la tarde, en la cuenta de Twitter de la ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez, aparecía este tuit:

 

 

Este es uno de tantos tuits automáticos que multitud de aplicaciones lanzan con el consentimiento de sus usuarios a veces, y otras sin él. Pero lo que le hacia especial es que aparecía en la cuenta oficial de una ministra. Las redes sociales no tardaron en hacerse eco, en la mayoría de casos con indignación, con el resultado de que en 20 minutos Bubble Shooter ya era Trending Topic (TT) en España y a la una y media de la tarde era TT mundial.

 

 

A esa hora estuve comentando con varios colegas de profesión y todos coincidimos en calificar la situación como terrible. Desconozco quien maneja las redes sociales de la ministra, pero el fallo era muy grave. Como mínimo, las múltiples menciones en la cuenta tendrían que haberlos puesto sobre aviso. Y mientras nadie hacía nada, la bola de nieve crecía y crecía. Pasada una hora de la publicación del tuit, tres de los TT de España se referían al tema.

 

 

La situación empieza a saltar a los medios de comunicación (20 Minutos, El Mundo, ABC o El HuffPo fueron algunos). Lógicamente, éstos se ponen en contacto con el Ministerio y ahí ya es cuando alguien reacciona y sobre las tres y media de la tarde, borra el tuit de la discordia. Es la medida correcta, porque en una cuenta oficial no puedes dejar eso, pero también es cierto que el borrarlo no mitiga en absoluto el desastre y más cuando media España había hecho una captura de pantalla.

 

Después de borrar el tuit, publicaron otros dos para explicar las razones de todo el embrollo, achacándolo a “una travesura infantil”. Esos dos tuits pecan por un lado de ser muy parcos en los detalles, incluso teniendo en cuenta el límite de 140 caracteres. Por otro lado, les falta algo tan humano como pedir disculpas. Un simple “Sentimos las molestias que haya podido causar” habría dado un toque de humanidad y humildad muy necesario.

 

Borrado

 

De todas formas los internautas son unos cachondos, como muestra que en media hora #unatravesurainfantil fuese el TT mundial más comentado.

 

 

Y continuó durante mucho tiempo, hasta que comenzó el partido de España y la atención de los internautas se dedicó al fútbol.

 

¿Qué conclusiones podríamos sacar de este fiasco?

 

  • No puedes descuidar la monitorización de tus cuentas en ningún momento. Todo podría haberse solventado si alguien hubiese estado pendiente de la cuenta de Twitter y hubiese borrado el tuit a los pocos minutos.
  • Como consecuencia de ese punto, la tardanza en solucionar el tema hizo que se magnificara aún más. Fueron algo más de dos horas y media en las que Twitter prácticamente sólo tenía ojos y oídos para el tuit de la ministra.
  • Que haya sido flor de un día no significa que no haya consecuencias en el largo plazo. Hay ya muchos internautas que no podrán tomar en serio esa cuenta de Twitter nunca más. Todos estos detalles suman y puede afectar a la imagen de la ministra y su equipo.
  • La cuenta @fatimabanez va a estar ahora mucho más “vigilada”. Durante la crisis aumentó sus seguidores en más de 1.500 y, casi con toda seguridad, esos nuevos seguidores estarán atentos a cualquier metedura de pata. Que el tuit de la discordia fuese el primero en más de un mes tampoco ayuda.

 

 

El estado de las redes sociales en España

A través de Pablo Herreros he conocido la cuarta oleada del Observatorio de Redes Sociales, que os comparto a continuación:

 

[slideshare id=12322110&doc=4olaobservatorioredessociales-informepblico-120409062331-phpapp01]

 

Conclusiones:

  • Las redes sociales en España están más que consolidadas y el acceso a través del móvil se está generalizando.
  • Facebook es la red más usada con diferencia y Twitter es la plataforma que más crece.
  • Los internautas españoles usan cada vez más Skype.
  • Un 59% de internautas participa en una comunidad dedicada a una temática específica. La especialización es un plus.
  • Aunque una persona abandone una red, sigue teniendo presencia en otras. Es difícil estar desconectado del todo.
  • La migración hacia Facebook está siendo la vía más habitual de abandono de Tuenti, aunque Twitter también recoge a muchos usuarios que dejan la red de creación española.
  • El 85% de los internautas usa Facebook. Podemos decir que en España es ya un estándar.
  • Tuenti sigue siendo la red de la gente joven, sin las normas de los adultos,  pero sufre un claro desgaste y pierde relevancia.
  • Twitter es la red de moda y se vuelve más joven, es la red más viva y dinámica.
  • Twitter es la red con una mayor «tasa de conversión» de acceso convencional a acceso móvil.
  • Existe aceptación a priori de la presencia de marcas en redes sociales, pero cuando el usuario percibe ausencia de valor, termina la relación y deja de seguir a la marca.
  • 1 de cada 3 usuarios de redes sociales afirma que se ha animado a comprar un producto tecnológico derivado de un comentario en alguna red.

 

Los periódicos españoles en las redes sociales, un año después

Hace poco más de un año, publiqué un post con los datos de difusión, ventas y seguidores en Twitter y Facebook de algunos de los principales diarios españoles. En aquel momento, pudimos ver cómo se manejaban con mayor o menor soltura los periódicos en las redes sociales. Tras todo este tiempo, me ha parecido interesante actualizar esa tabla y comprobar si han cambiado las cosas.

 

[table id=2 /]

 

Lo primero que vemos si comparamos ambas tablas es la caída generalizada de ventas y difusión de todos los diarios. Tan solo el leve repunte de ABC rompe esta tónica. Por ello, nos preguntamos cuánto tiempo pueden diarios como La Gaceta sobrevivir con esas cifras cuando Público cerró vendiendo casi el doble de ejemplares. Es cierto que la venta de ejemplares no es la fuente de ingresos mayoritaria de un periódico, pero son números que no presagian nada bueno para la cabecera de Intereconomía.

 

En lo que se refiere a redes sociales, lo que apuntábamos hace un año se confirma de nuevo hoy. Los primeros diarios offline son también los primeros diarios online. El País y el Mundo dominan Twitter, a mucha distancia de sus seguidores, pero no trasladan ese dominio tan apabullante a Facebook. Y de nuevo, el caso de Público es curioso. Aunque ya no publica en papel y únicamente queda viva la web, en ésta le va mucho mejor. Es el medio con más seguidores en Facebook y el tercero en Twitter, con una cifra sorprendentemente pareja. Sus más de 200.000 seguidores en ambas plataformas superan la difusión que tuvo hace un año y, me atrevo a decir, la que tuvo durante la mayor parte de su existencia. Estas cifras hablan además de un sector de población que demanda una visión determinada de la información. Habrá que ver el efecto que tendrá el nuevo proyecto de Ignacio Escolar, eldiario.es, en esa audiencia y si captará o quitará seguidores a Público.

 

[pullquote]Los primeros diarios offline son también los primeros diarios online[/pullquote]

Para ABC, la situación ha mejorado notablemente, casi doblando los seguidores de Facebook y triplicando los de Twitter en un año. Unido a que mantiene unas ventas estables, parece que la centenaria cabecera ha encontrado el camino para crear sus comunidades, algo que en La Razon parece que no han sabido o no han podido conseguir. Ha triplicado sus seguidores en Facebook, pero partía de una base paupérrima así que cualquier avance es un logro, y en cuanto a Twitter ha multiplicado por diez sus seguidores, pero no son cifras en nada halagadoras, ocupando el último puesto en ambas listas. La Gaceta tampoco parece haber encontrado la fórmula, consiguiendo el menor crecimiento anual de la lista, aunque en Facebook avanza a buen paso. Pero claro, no es la página del periódico, sino la del grupo, con lo que no es especifica.

 

Si hace un año ya decía que “el quid de la cuestión es cómo pueden monetizar esas cifras de alguna manera”, hoy sigue siéndolo y más que nunca. Gracias a las redes sociales, los dos primeros diarios de España llegan a más seguidores que a la suma conjunta de sus ventas. Conseguir aprovechar esa masa crítica es el reto que deben afrontar para el futuro, pero nunca deben olvidar un factor. La comunicación ya no es unidireccional, y más vale que escuchen a sus seguidores y estén preparados para alabanzas y especialmente para criticas. Y si no, que le pregunten a Paco Marhuenda.

 

Tres fenómenos que marcarán el futuro del periodismo

Índice Analítico

La columna semanal de Ken Doctor en Nieman Journalism Lab siempre es una lectura muy recomendable. En su texto del pasado 15 de diciembre, «The newsonomics of the magic formula for 2012», se refirió a los tres grandes fenómenos que han cambiado el panorama de la comunicación durante el pasado 2011, creando nuevas posibilidades para periodistas y medios de comunicación en todo el mundo, y que paso a comentaros.

  • La era de la tablet está aquí. El primer sustituto real para la letra impresa ha barrido a los detractores, a los escépticos y a los formatos competidores (como los netbooks) y se ha establecido como el soporte del presente y del futuro para consumir contenidos.  Yo mismo soy un converso a las tablets desde que adquirí mi Motorola Xoom y para finales de semana habrá un nuevo post hablando sobre mi experiencia con ella. Sólo adelantaré que estoy totalmente de acuerdo con Doctorow y que las tablets están cambiando la forma en que el público consume contenidos y accede a la información.
  • El nuevo modelo de pago es la tarifa plana. Estos últimos años los diferentes medios de comunicación han intentado buscar el modelo para rentabilizar en la red los contenidos impresos, mediante fórmulas como los paywalls o el pago por contenido. Todo eso desaparece a medida que se impone el modelo de la tarifa plana: pagar por el acceso a la información y su uso en cualquier soporte, sea papel, online, tablet o smartphone. De esta forma los usuarios pasan a ser consumidores y clientes, que refuerzan su vínculo con el medio de su preferencia pagando tanto por el contenido como por la comodidad del acceso universal. Cada medio debe buscar su propia fórmula dentro de este modelo, pero aquellos que lo consiguen son los que empiezan a ver la luz al final del túnel.
  • Los filtros sociales se unen a los filtros editoriales. Con la explosión de las redes sociales, particularmente Facebook y Twitter, el filtro que ofrecían los medios de la actualidad informativa ha desaparecido. Ahora, son los usuarios los que filtran las noticias a su antojo, eligiendo cuándo y cómo compartir aquellas que les gustan, con lo que la noticia digital nunca termina de morir. Pero la novedad de 2011 es que ese filtro social está implementándose en los modelos de negocio de los medios. Y esto es así porque los medios deben hacerse sociales si quieren sobrevivir.

 

Lecturas 2.0: Socialnomics de Erik Qualman

Como muchos otros, conocí a Erik Qualman a través de los excelentes vídeos de Socialnomics, tanto la primera versión de 2009 como la última actualización realizada el pasado julio. Son vídeos muy buenos que me llevaron a pensar que el libro en el que desarrollaba esos conceptos sería igual de bueno, pero por desgracia no es así.

Haz clic para acceder a la versión en inglés para Kindle. No hay versión en castellano

En mi opinión, Socialnomics tiene un defecto muy grave: No es un libro, es una recopilación de escritos para los cuales el autor no ha creado un armazón coherente. Qualman es un gran orador y eso se nota mucho en cómo escribe, con textos de mayor o menor extensión que pueden ser convertidos fácilmente en un speech de 10 minutos y multitud de ejemplos un poco forzados. A su favor, podemos decir que el autor es sincero ya que, desde el mismo principio, avisa que Socialnomics ni necesita ni debe ser leido de principio a final, una página tras otra y que su contenido esta dispuesto en «pequeñas cápsulas comestibles» para mayor facilidad del lector. Desde luego, Qualman no miente. ¿Quiero decir con esto que el libro es malo? No, Socialnomics no un mal libro, simplemente no es un libro, es otra cosa.

Dicho esto, podemos pasar a hablar del libro (y uso ese término como una pura convención), comenzando por su título. ¿Qué es socialnomics? Qualman lo define como el valor creado por y compartido a través de los social media y su influencia en los resultados, ya sean económicos, políticos, de relaciones… o dicho de otro modo más simple, es la difusión boca a boca aumentada con esteroides digitales. A partir de ahí, Qualman va lanzando ideas, una tras otra, en lo que es la gran virtud de Socialnomics: el caudal de ideas que hay en sus páginas.

Se habla sobre la larga cola, la marca personal, el presente y el futuro del marketing, la desaparición de los intermediarios, la transparencia y muchos otros temas, en lo que podría fácilmente convertirse en un batiburrillo de conceptos pero que, gracias a la estructura usada por el autor, resulta ser un compendio relativamente organizado de ideas sobre el tema. Por ello, aunque está un poco anticuado en las cifras que ofrece, Socialnomics es aún un recurso muy útil para quien desee introducirse en el mundo del social media.

Para los periodistas, Socialnomics recoge varios conceptos de utilidad: La transición de una economía de masas a una economía de nichos, cómo funciona la economía del enlace, la importancia de la recomendación y el compartir para la difusión de contenidos, las virtudes de la transparencia ante los públicos, la necesidad de mantener una marca personal coherente o cómo trabajar aprovechando los social media, entre muchos otros asuntos de interés. Puede que haya otros libros más actuales o mejor escritos, pero Socialnomics es una lectura que puede aportar mucho al periodista, quizás no una lectura esencial, pero aún útil a pesar de sus defectos.

Periodistas y redes sociales

En EScomunicación ya hemos hablado en varias ocasiones de las redes sociales y la importancia que tienen para los medios de comunicación y para los periodistas, y las propias redes van siendo conscientes del importante papel que tienen los profesionales de la comunicación como early adopters y evangelizadores. De ahí que las dos redes más importantes, Facebook y Twitter, hayan puesto en marcha iniciativas especialmente dedicadas a los periodistas.

Facebook+journalists

La primera que lo hizo fue Facebook, que a principios de abril puso en marcha su página de recursos para periodistas, Facebook+Journalists, que se ha convertido poco a poco en un depósito de recursos y guías y un punto de encuentro para periodistas de todo el planeta. Aproximándose ya a los 700 millones de usuarios, Facebook es una herramienta inestimable para buscar fuentes (Cuando el terremoto de Japón, muchos españoles en las islas niponas fueron localizados por los medios españoles mediante las redes sociales), difundir las noticias, hacer crecer tu audiencia e interactuar con ella. A pesar de las desventajas que supone el trabajar bajo una plataforma ajena como es Facebook, ningún medio puede permitirse ignorarla y los medios españoles, con más de 15 millones de usuarios en España, menos.

Twitter for newsrooms

En el caso de Twitter, la compañía del pájaro azul acaba de sacar adelante Twitter for Newsrooms, un minisite dentro de su web que pretende ser una guía para periodistas de todo el mundo, donde puedan encontrar trucos y consejos para sacar el máximo partido a la plataforma de microblogging. Con cuatro apartados diferenciados sobre cómo informar, cómo involucrar a la audiencia, como publicar las noticias y otro con contenidos extra, Twitter quiere ofrecer una guía para todos los periodistas que están entrando masivamente en su plataforma, contribuyendo a que sea la red social con más crecimiento en la actualidad.

Pero no sólo las redes sociales más mainstream están prestando atención a los periodistas, es que ya existen redes sociales específicas para periodistas, como Periodistas por el mundo. Todavía joven, esta red es el mejor ejemplo de que a los periodistas, al igual que todos los seres humanos, también nos gusta hacer grupo.

Periodistas por el mundo

Lecturas 2.0 esenciales: Here comes everybody, de Clay Shirky

Me extraña que no hayan editado todavía en español a Clay Shirky. Hace tiempo, puse una de sus charlas en TED en el blog, porque me pareció un extraordinario resumen de por qué el poder está volviendo al pueblo. Así que sólo era cuestión de tiempo que me animara a comprar en Amazon el primero de sus libros, Here comes everybody: How change happens when people comes together, que no me ha defraudado en absoluto. Es por eso que el libro de Shirky se convierte en la segunda de nuestras lecturas 2.0 esenciales.

Haz clic para acceder a la versión en inglés para Kindle. No hay versión en castellano

Los seres humanos son criaturas sociales. No ocasionalmente o en circunstancias concretas, somos sociales siempre, es una de nuestras características fundamentales y se muestra en prácticamente todas los aspectos de nuestra vida como causa y efecto de nuestras acciones. Formamos grupos para hacer frente a las más diversas tareas y esa capacidad nos permite realizar trabajos mucho más complejos y mayores de lo que podríamos en solitario. Dado que la sociabilidad y la formación de grupos son esenciales para los seres humanos, cualquier cosa que cambie la forma en que funcionan y se forman los grupos tendrá consecuencias profundas para todo, desde el comercio al gobierno, pasando por la religión y los medios de comunicación.

Esa es la idea central de Shirky y que se ve ejemplificada en su título, Aquí llega todo el mundo. La formación de grupos de personas se ha hecho mucho más fácil gracias a internet. En términos económicos, los costes de crear un grupo o unirse a uno ya existente se han colapsado en la última década, llegando prácticamente a cero, haciendo que hoy podamos compartir, cooperar y emprender acciones colectivas fuera de las instituciones y organizaciones tradicionales mejor que nunca. Las barreras que había a las acciones en grupo han desaparecido y, sin esas barreras, somos libres para explorar nuevos modos de reunirse y hacer cosas.

En otras palabras, hasta hoy la alternativa a la acción institucional (entendiendo por institución las organizaciones capaces de manejar acciones colectivas) era la inacción. Hoy, con la red social hay una tercera posibilidad: acciones por parte de grupos poco estructurados que actúan sin dirección y sin la motivación del beneficio. No es casualidad que las revueltas del mundo árabe o el movimiento del #15m hayan surgido ahora, en el momento que la dificultad de formar grupos ha pasado de ser un gran impedimento a una mera formalidad.

Para los periodistas, Shirky dedica un capítulo completo a la situación de los medios de comunicación. La facilidad para formar grupos elimina los obstáculos que existían para la expresión pública, y con ello los cuellos de botella de los medios de comunicación de masas. El resultado es la amateurización masiva de esfuerzos antes reservados a los profesionales de los medios, ante lo cual la profesión está ahora mismo en un debate sobre qué es periodismo y quién es periodista (y que analizaré en un próximo post).

El cambio es brutal para los medios de comunicación. De la misma forma que no es necesario ser un conductor profesional para conducir, ya no es necesario pertenecer a una organización periodística para publicar noticias. No es una transición de un modelo de organización que ofrece noticias a otro. Es un cambio en la definición de lo que se considera noticia, de la noticia como prerrogativa de las instituciones periodísticas a la noticia como parte de un ecosistema comunicativo, habitado por una mezcla de organizaciones formales, colectivos informales e individuos.

Here comes everybody es una pequeña joya sobre la revolución que está viviendo nuestra sociedad gracias a los avances tecnológicos de la llamada era de la información que, repito, no comprendo cómo no está disponible en castellano. Y para acabar, una cita del libro que creo lo resume a la perfección:

Nuestras herramientas sociales no son una mejora de nuestra sociedad moderna; son un desafío a la misma. Las nuevas tecnologías hacen que sean posibles cosas nuevas o, dicho de otra forma, cuando aparecen nuevas tecnologías, cosas que antes eran imposibles comienzan a suceder. Si suficientes de esas cosas imposibles son importantes y ocurren de golpe, y rápidamente, el cambio se convierte en revolución.