El estado de internet hoy en día

Hace unos días, Business Insider publicaba un estudio sobre el estado de internet en la actualidad que me ha parecido muy interesante para compartir:

 

El Estado de Internet

 

Algunas conclusiones de este estudio:

 

  • Hay más de 2.000 millones de personas conectadas a internet, 1 de cada 3 personas en el mundo.
  • La publicidad online supone ya el 20% del total de la publicidad.
  • Los beneficios de la publicidad en prensa han caído a niveles de los años 50.
  • La televisión de pago está bajando y el video online está creciendo muy deprisa.
  • 1 de cada 7 personas en el mundo usa Facebook.
  • Se venden más smartphones que ordenadores personales.
  • Los móviles suponen ya el 12% del tráfico global de internet.
  • Las descargas de aplicaciones crecen a un ritmo frenético.
  • Android es la mayor plataforma móvil, pero Apple gana mucho más por sus aplicaciones.
  • El caso de Facebook en bolsa es algo común en compañías de crecimiento rápido.

 

 

Si te gustó el post, compártelo.

El estado de las redes sociales en España

A través de Pablo Herreros he conocido la cuarta oleada del Observatorio de Redes Sociales, que os comparto a continuación:

 

[slideshare id=12322110&doc=4olaobservatorioredessociales-informepblico-120409062331-phpapp01]

 

Conclusiones:

  • Las redes sociales en España están más que consolidadas y el acceso a través del móvil se está generalizando.
  • Facebook es la red más usada con diferencia y Twitter es la plataforma que más crece.
  • Los internautas españoles usan cada vez más Skype.
  • Un 59% de internautas participa en una comunidad dedicada a una temática específica. La especialización es un plus.
  • Aunque una persona abandone una red, sigue teniendo presencia en otras. Es difícil estar desconectado del todo.
  • La migración hacia Facebook está siendo la vía más habitual de abandono de Tuenti, aunque Twitter también recoge a muchos usuarios que dejan la red de creación española.
  • El 85% de los internautas usa Facebook. Podemos decir que en España es ya un estándar.
  • Tuenti sigue siendo la red de la gente joven, sin las normas de los adultos,  pero sufre un claro desgaste y pierde relevancia.
  • Twitter es la red de moda y se vuelve más joven, es la red más viva y dinámica.
  • Twitter es la red con una mayor «tasa de conversión» de acceso convencional a acceso móvil.
  • Existe aceptación a priori de la presencia de marcas en redes sociales, pero cuando el usuario percibe ausencia de valor, termina la relación y deja de seguir a la marca.
  • 1 de cada 3 usuarios de redes sociales afirma que se ha animado a comprar un producto tecnológico derivado de un comentario en alguna red.

 

Los periódicos españoles en las redes sociales, un año después

Hace poco más de un año, publiqué un post con los datos de difusión, ventas y seguidores en Twitter y Facebook de algunos de los principales diarios españoles. En aquel momento, pudimos ver cómo se manejaban con mayor o menor soltura los periódicos en las redes sociales. Tras todo este tiempo, me ha parecido interesante actualizar esa tabla y comprobar si han cambiado las cosas.

 

[table id=2 /]

 

Lo primero que vemos si comparamos ambas tablas es la caída generalizada de ventas y difusión de todos los diarios. Tan solo el leve repunte de ABC rompe esta tónica. Por ello, nos preguntamos cuánto tiempo pueden diarios como La Gaceta sobrevivir con esas cifras cuando Público cerró vendiendo casi el doble de ejemplares. Es cierto que la venta de ejemplares no es la fuente de ingresos mayoritaria de un periódico, pero son números que no presagian nada bueno para la cabecera de Intereconomía.

 

En lo que se refiere a redes sociales, lo que apuntábamos hace un año se confirma de nuevo hoy. Los primeros diarios offline son también los primeros diarios online. El País y el Mundo dominan Twitter, a mucha distancia de sus seguidores, pero no trasladan ese dominio tan apabullante a Facebook. Y de nuevo, el caso de Público es curioso. Aunque ya no publica en papel y únicamente queda viva la web, en ésta le va mucho mejor. Es el medio con más seguidores en Facebook y el tercero en Twitter, con una cifra sorprendentemente pareja. Sus más de 200.000 seguidores en ambas plataformas superan la difusión que tuvo hace un año y, me atrevo a decir, la que tuvo durante la mayor parte de su existencia. Estas cifras hablan además de un sector de población que demanda una visión determinada de la información. Habrá que ver el efecto que tendrá el nuevo proyecto de Ignacio Escolar, eldiario.es, en esa audiencia y si captará o quitará seguidores a Público.

 

[pullquote]Los primeros diarios offline son también los primeros diarios online[/pullquote]

Para ABC, la situación ha mejorado notablemente, casi doblando los seguidores de Facebook y triplicando los de Twitter en un año. Unido a que mantiene unas ventas estables, parece que la centenaria cabecera ha encontrado el camino para crear sus comunidades, algo que en La Razon parece que no han sabido o no han podido conseguir. Ha triplicado sus seguidores en Facebook, pero partía de una base paupérrima así que cualquier avance es un logro, y en cuanto a Twitter ha multiplicado por diez sus seguidores, pero no son cifras en nada halagadoras, ocupando el último puesto en ambas listas. La Gaceta tampoco parece haber encontrado la fórmula, consiguiendo el menor crecimiento anual de la lista, aunque en Facebook avanza a buen paso. Pero claro, no es la página del periódico, sino la del grupo, con lo que no es especifica.

 

Si hace un año ya decía que “el quid de la cuestión es cómo pueden monetizar esas cifras de alguna manera”, hoy sigue siéndolo y más que nunca. Gracias a las redes sociales, los dos primeros diarios de España llegan a más seguidores que a la suma conjunta de sus ventas. Conseguir aprovechar esa masa crítica es el reto que deben afrontar para el futuro, pero nunca deben olvidar un factor. La comunicación ya no es unidireccional, y más vale que escuchen a sus seguidores y estén preparados para alabanzas y especialmente para criticas. Y si no, que le pregunten a Paco Marhuenda.

 

El arte de usar el contenido de otros

Retomamos la serie de tendencias sobre el futuro de las noticias examinadas por Ken Doctor en su libro Newsonomics. En esta quinta entrega, vamos a hablar de algo que antes, además de estar mal visto, era inmoral e ilegal, pero que hoy es casi un arte, el arte de usar el contenido de otras personas.

Como hemos hablado en alguna ocasión, internet ha eliminado, o está en proceso de eliminar, a muchos intermediarios. A medida que la creación de contenido pasa de los átomos a los bits, muchas industrias y profesiones se vuelven obsoletas. Pero lo que quitan por un lado, lo crean por el otro y nuevos tipos de intermediarios se hacen necesarios para alimentar la industria digital de contenidos.

Piensa en las empresas más exitosas de la red. Google organiza millones de páginas para tus búsquedas, Amazon te ofrece millones de productos de todo tipo para que los compres, Ebay conecta a millones de personas para sus ventas particulares… ¿Notas un patrón? Todo es agregación, lo mismo que ocurre en cualquier centro comercial del mundo, tenerlo todo en un mismo lugar y tener más que los demás. Y en el nuevo mundo digital de las noticias, a mayor cantidad de buenos contenidos mayor posibilidad de éxito.

La cuestión es que la cantidad de buen contenido que una empresa puede generar es limitada. Esta misma página, por ejemplo. Ésta que estás leyendo es la entrada número 188. Según mi criterio, habrá entre 20 y 30 entradas que realmente sean buenas y menos de 10 que considere muy buenas. Así que es natural recurrir a la máxima de Jeff Jarvis: Haz lo que sabes hacer bien y el resto enlázalo. De nuevo, piensa en las páginas más populares del mundo:

Google es la página más visitada de la red y puede decirse que ha construido su negocio en base a los contenidos de otras personas. Su servicio de Google News causa polémica entre los medios, que ven como Google utiliza su contenido y obtiene beneficios publicitarios que deberían ser suyos pero, al mismo tiempo, no pueden prescindir de las visitas que proceden de Google.

Facebook es la segunda página más visitada y el otro gran ejemplo de cómo usar el contenido de otros, siendo una página en la que cada usuario publica enlaces, fotografías y textos destinados a su círculo de amigos. Apela a nuestro yo más básico, a todos nos gusta presumir de lo listos que somos o los sitios que hemos visitado. Facebook te permite hacer eso y mucho más. Y todo ello sin generar contenido propio.

Además de Google y Facebook, tenemos otros ejemplos de páginas que han sustentado su modelo de negocio en el contenido de otras personas. TwitterYahoo, Flickr, Digg, Craigslist, Digg, Reddit, Tuenti, Menéame, Bitacoras… la lista sigue y sigue. Todas ellas se dedican a organizar la miriada de contenidos de la red y ofrecer los más destacados, los más votados o los más cercanos.

Son los nuevos intermediarios de la industria digital del contenido, permitiendo a los usuarios crear su contenido propio para que luego la propia plataforma le recompense en forma de la moneda de cambio en la era digital: exposición y promoción. Todo ello ha llevado a un nuevo fenómeno que en realidad es un viejo fenómeno que ahora es masivo. En la próxima entrega, el mundo Pro-Am. 

 

Más en la serie de Newsonomics:

Periodistas y redes sociales

En EScomunicación ya hemos hablado en varias ocasiones de las redes sociales y la importancia que tienen para los medios de comunicación y para los periodistas, y las propias redes van siendo conscientes del importante papel que tienen los profesionales de la comunicación como early adopters y evangelizadores. De ahí que las dos redes más importantes, Facebook y Twitter, hayan puesto en marcha iniciativas especialmente dedicadas a los periodistas.

Facebook+journalists

La primera que lo hizo fue Facebook, que a principios de abril puso en marcha su página de recursos para periodistas, Facebook+Journalists, que se ha convertido poco a poco en un depósito de recursos y guías y un punto de encuentro para periodistas de todo el planeta. Aproximándose ya a los 700 millones de usuarios, Facebook es una herramienta inestimable para buscar fuentes (Cuando el terremoto de Japón, muchos españoles en las islas niponas fueron localizados por los medios españoles mediante las redes sociales), difundir las noticias, hacer crecer tu audiencia e interactuar con ella. A pesar de las desventajas que supone el trabajar bajo una plataforma ajena como es Facebook, ningún medio puede permitirse ignorarla y los medios españoles, con más de 15 millones de usuarios en España, menos.

Twitter for newsrooms

En el caso de Twitter, la compañía del pájaro azul acaba de sacar adelante Twitter for Newsrooms, un minisite dentro de su web que pretende ser una guía para periodistas de todo el mundo, donde puedan encontrar trucos y consejos para sacar el máximo partido a la plataforma de microblogging. Con cuatro apartados diferenciados sobre cómo informar, cómo involucrar a la audiencia, como publicar las noticias y otro con contenidos extra, Twitter quiere ofrecer una guía para todos los periodistas que están entrando masivamente en su plataforma, contribuyendo a que sea la red social con más crecimiento en la actualidad.

Pero no sólo las redes sociales más mainstream están prestando atención a los periodistas, es que ya existen redes sociales específicas para periodistas, como Periodistas por el mundo. Todavía joven, esta red es el mejor ejemplo de que a los periodistas, al igual que todos los seres humanos, también nos gusta hacer grupo.

Periodistas por el mundo

Los periódicos españoles en las redes sociales

Una idea que llevamos manteniendo en EScomunicación desde hace hace tiempo es que los medios de comunicación tienen que hacerse sociales para sobrevivir en la nueva era digital. ¿Lo están haciendo los medios españoles? ¿Se están integrando en las redes sociales para que sus lectores puedan compartir sus contenidos? ¿Fomentan la transparencia? ¿Se abren a sus lectores y admiten sus aportaciones? Como en todo, lo primero que hay que hacer es examinar el estado actual de la situación, que se resume en la siguiente tabla, limitada a los mayores diarios españoles.

[table id=1 /]

Datos de ventas y difusión correspondientes a OJD Febrero 2011.
Datos de Facebook y Twitter recogidos el 10/04/2011.
*La cifra de Facebook corresponde a la página de Intereconomía.

Lo primero que observamos es que el primer diario off-line es también el primer diario on-line, y en el caso de seguidores de Twitter, con una diferencia abrumadora. Las ventas y difusión de El País que le hacen el generalista más vendido se traducen también en fans de Facebook y followers en Twitter. De la misma forma, el segundo puesto de El Mundo es inapelable en Twitter, pero en Facebook ese segundo puesto le pertenece al diario Público.

El caso de Público es muy curioso, pues ha conseguido movilizar a todos sus simpatizantes en las redes sociales de una forma que no consigue en el kiosko. En otras palabras, cada vez que Público actualiza su estado de Facebook o lanza un tuit, llega a más gente que a través de la edición impresa. Los demás medios traducen sus ventas en una cantidad más o menos equivalente de seguidores, aunque destaca, negativamente, La Razón, que a estas alturas del partido, no ha sabido generar una presencia significativa en las redes sociales. Da igual si es por desconocimiento o por dejadez, ningún medio puede ya permitirse no estar, aunque solamente sea por cuestión de imagen.

El quid de la cuestión es cómo pueden monetizar esas cifras de alguna manera. De hecho, esa es la gran preocupación de todos los periódicos, encontrar el modo de traducir sus seguidores en internet en ingresos para el medio. El primero en conseguir un modelo viable será el pionero de una nueva forma de empresa periodística en la que los ingresos off-line y on-line se complementen, un nuevo santo grial que todos buscan y nadie encuentra.

Pero las empresas periodísticas también tienen que cambiar su mentalidad para poder satisfacer a sus seguidores. Como demostró el caso de Sostres la semana pasada, si tienes cientos de miles de seguidores lo mejor que puedes hacer es escucharlos, porque como no lo hagas, tu credibilidad quedará dañada, posiblemente de manera irreparable. En las redes sociales, no hay comunicación unidireccional y quien piense lo contrario está condenado a fracasar.

Consejos para neófitos en redes sociales

En lo que va de 2011, estoy viendo a varios amigos y colegas que se están introduciendo en las redes sociales. En algunos casos, se ha pasado de no querer saber nada de ello a ser fervientes conversos de los social media. Algunos me han pedido consejo o me han preguntado para qué sirve. Así que para todos ellos, aquí van unos breves consejos los néofitos en redes sociales.

 

 

¿Por dónde empiezo?

 

Antes de hacer nada, piensa para qué te quieres meter en las redes sociales, que cada una tiene su función.

 

  • Tuenti es la red social netamente española, dirigida a un público joven, y enfocada al ocio. No tengo perfil en ella, así que no puedo decir mucho más, aparte de que es la única capaz de plantar cara a Facebook en su terreno en el territorio español.
  • Facebook es la red que ya todos conocen, gracias a la película La red social. Es la red más grande, ideal para recuperar el contacto con gente a la que no veías hace tiempo, compartir vídeos y enlaces y para jugar cuando estas en la oficina.
  • Linkedin es más seria y está enfocada al mundo laboral. Puedes usarla para poner tu CV en línea, ampliar tu red de contactos profesionales y buscar y/o ofrecer empleo.
  • Flickr es donde tienes que estar si eres amante de la fotografía. Te permite tener organizado tu archivo fotográfico, compartir tus fotos con toda Internet o sólo unos pocos amigos y olvidarte para siempre de hacer copias de seguridad, al tener todas tus imágenes en la nube.
  • Twitter es la red de moda del momento y repasé sus funciones hace pocos días, con motivo de su quinto aniversario. Para abreviar, puedes usarla para seguir a los famosos o personalidades que te interesen del mundo de la política o deporte, entre otros muchos ámbitos, y poder interactuar con ellos, además de para intercambiar mensajes con tus amigos y colegas de trabajo.

Hay muchas más, pero para empezar, éstas son las que hay que tener en cuenta, según tus necesidades. ¿Que quieres estar en contacto con tus colegas? Tuenti o Facebook ¿Que además de eso quieres estar en contacto continuo? Abre una cuenta de Twitter ¿Que quieres que tu abuela vea las fotos de su nieto? O abres una cuenta de Flickr o las metes todas en Facebook. ¿Que quieres utilizarla como escaparate para promocionarte profesionalmente? Entonces tienes que estar en Linkedin. Como ves, todo depende de lo que quieras conseguir.

Paso a paso

Otra cosa que he notado es que para algunos estar en las redes sociales parece una carga. «Esto necesita más horas de las que parece» o»no tengo tiempo para estar conectado todo el día» son dos de las frases que he oído a este respecto. Mi respuesta es siempre la misma: Lo que tienes que hacer es ir paso a paso.  Por eso, no abras varias cuentas a la vez, ve gradualmente. Si abres cuenta en Facebook o Tuenti, no te apresures a abrirte también un Twitter o vincularla con Linkedin. Explora todas las posibilidades que te ofrece una red antes de meterte en otra. Ya sabes que quien mucho abarca, poco aprieta.

Tu teléfono es tu aliado

Las redes sociales y los smartphones han explotado simultáneamente y con razón. Gracias a los smartphones, cualquiera puede acceder en cualquier momento a su red social de preferencia y, al mismo tiempo, muchos adictos a las redes sociales han encontrado en los smartphones el vehículo perfecto para estar conectado 24/7. Blackberry, iPhone y Android te ofrecen la posibilidad de descargarte aplicaciones específicas para cada red social y conectarse nunca ha sido tan fácil. Y eso no que hemos hablado de las tablets…

Cada cosa en su sitio

Una vez que hayas cogido la soltura suficiente para manejarte desde el PC, tu smartphone o tu tablet, tienes que decidir para qué usas cada red. En mi caso particular, a Facebook le doy un uso personal, para estar en contacto con familiares, amigos o compañeros de trabajo y compartir con ellos vídeos y enlaces que me parecen interesantes o divertidos. En cambio, la página de Facebook de EScomunicación es exclusivamente para publicar los artículos del blog y compartir otros contenidos que puedan ser de interés para los lectores, limitándome a la temática del blog.

En Linkedin, mi perfil es profesional. Aunque algunos de mis contactos son amigos míos, mi objetivo es establecer una red de contactos dentro de mi profesión, pero no de cualquier manera. No acepto todas las solicitudes que me llegan si no veo un motivo claro, e intento participar en los grupos en los que estoy y en las preguntas y respuestas, para que mi actividad no se reduzca a hacer networking.

Además, tengo una cuenta de Flickr que utilizo para compartir algunas imágenes y como depósito para aquellas que no subo al servidor de EScomunicación y un mini blog en Tumblr, que uso para compartir contenidos breves simultáneamente en mis cuentas de Twitter y Facebook.

En Twitter soy más anárquico, mezclando lo personal y lo profesional. Aquí comparto enlaces de comunicación y otros temas mas lúdicos como comics o humor, y sigo a gente de lo más variada, entre amigos, humoristas, personajes ficticios, periodistas y gente de comunicación. A pesar de ello sí soy organizado para elegir a quién sigo, si no aporta nada de valor a mi timeline o no es una amistad offline no entrará en ella.

Este último consejo es válido para todas las redes sociales, no añadas a nadie a tus contactos por añadir. Sólo porque te haya mandado una invitación no significa que te conozca. Hay muchos usuarios que parece que tienen el síndrome Pokemon, quieren hacerse con todos los contactos posibles. Más allá de cualquier otra consideración, no te preocupes por hacerte con el mayor número de contactos y amistades, preocúpate porque sean los mejores contactos y amistades posibles. Y esto también se aplica cuando te desconectas.

Predicciones para el año que empieza (II): Internet y tecnología

Continuamos con el segundo post de predicciones para este 2011, dedicándonos hoy al mundo de internet y las nuevas tecnologías, con tres grandes apartados: el ascenso de las tablets, la llegada de los nuevos superteléfonos y la normalización de las redes sociales.

2011, el año que todos compramos una tablet

El 2010 fue el año en que las tablets se convirtieron en un objeto masivo de consumo, gracias a la llegada del iPad, el rey casi induscutido del sector, y en este 2011 llegará la explosión definitiva. Si el dispositivo de Apple vendió 14 millones durante el pasado año y su competidor más destacado, el Galaxy Tab, 1,5 millones, todo hace prever que este año las tablets vayan todavía a más, desplazando incluso a los netbooks. Gracias a Honeycomb, la versión 3.0 de Android diseñada especialmente para tablets, los aparatos que apuesten por este sistema operativo serán más estables y tendrán cada vez más funcionalidades.

Todos los fabricantes quieren apostar a este caballo ganador. El CES que se ha celebrado recientemente en Las Vegas ha mostrado muchos tablets, siendo el más destacado el Motorola Xoom, pero de aquí al verano vamos a ver cómo tablets de todo tipo y para todos los bolsillos inundan los comercios y las páginas web, intentado conseguir un trozo de este nuevo pastel. Y todo eso sin contar con la presentación del nuevo modelo de iPad, que se rumorea puede anunciarse el próximo mes. Yo mismo tengo intención de comprar una tablet, pero antes toca renovar mi smartphone…

No limits: De los smartphones a los superphones

Los smartphones actuales ya son auténticos ordenadores de bolsillo, pero es que lo que viene ya tiene que ser calificado de superphones, superteléfonos que sirven como reproductores multimedia, centrales de correo electrónico, consolas de videojuegos, gestores de redes sociales, discos duros conectados a la nube e incluso para hacer llamadas telefónicas. La palabra para ello es potencia: los nuevos procesadores de doble núcleo adaptados para móviles y las memorias más rápidas y eficientes van a permitir (crucemos los dedos) que la potencia necesaria para moverlos se traduzca también en mejoras sensibles de la batería, la gran tara de los smartphones.

No es ningún secreto que los smartphones es el segmento de la telefonía móvil que más crece, y la competencia entre Android, Apple y RIM va a ser feroz, aunque el sistema operativo de Google lleva las de ganar, con cada vez más fabricantes desarrollando dispositivos bajo Android. La variedad es el gancho para que todo el mundo consiga su teléfono inteligente, con terminales de pantallas de 4’5 pulgadas, aparatos preparados para aguantar las condiciones más duras, teléfonos que directamente son consolas… En el Mobile World Congress de Barcelona en febrero podremos ver muchos de estos dispositivos, y estaremos pendientes de la nueva versión del iPhone. Yo aún no he renovado mi teléfono, precisamente a la espera de estos nuevos superphones, ya os iré contando mi experiencia….

La normalización de las redes sociales

Finalmente, en 2011 vamos a asistir a la normalización de las redes sociales como instrumento de comunicación y relación entre personas, empresas, medios de comunicación y todo lo que puedas pensar. Facebook es el rey sin ninguna duda. No hay ninguna red que se le pueda comparar por penetración o número de usuarios, y los pocos que todavía no estuvieran conectados lo harán a lo largo del año. Si hace unos años en España incluso los menos avezados en internet sabían lo que era el messenger, Facebook va a sustituirlo, como se ha podido ver en estas fiestas, en las que los tradicionales SMS se han sustituido por mensajes en las redes sociales.

La otra gran red es Twitter, que para mí consiguió la mayoría de edad en nuestro país con la crisis de los controladores en el puente de diciembre y así lo escribí. Facebook todavía puede crecer, pero será Twitter la red que más crezca durante 2011 en España y en todo el mundo. Su rápidez, su facilidad de uso, su integración con smartphones y tablets, la posibilidad de seguir a los famosos y estrellas del deporte… todo ello hará que 2011 sea el año de la explosión de Twitter y el cómo afecte a nuestro modo de relacionarnos y consumir información será un tema recurrente en EScomunicación.

Facebook quiere destronar a Google

Facebook presentó ayer su nuevo sistema de mensajería, un salto adelante en las posibilidades para relacionarse que tienen sus usuarios y que puede verse como un ataque frontal al correo electrónico tradicional. Aunque el propio Mark Zuckerberg señala que no buscan competir con los grandes servicios de mail como Gmail, Hotmail o Yahoo, salta a la vista que puede hacerles mucho daño que 500 millones de usuarios consigan un correo@facebook.com y éste se convierta en su correo primario.

Si Facebook ya había conseguido unas tasas de permanencia muy altas entre sus usuarios, sobre todo entre los más jóvenes, la posibilidad de enviar mails hará que esas tasas aumenten en gran medida. No será necesario salir de Facebook para enviar y recibir correos electrónicos, y aunque habrá que esperar a ver cómo implementan esta funcionalidad y cómo se desarrolla su uso por parte de los internautas, es un envite a grandes por parte de Facebook para hacerse con el trono de Internet en el que está Google.

Tras esta maniobra, cobra todo el sentido la disputa entre Google y Facebook por la gestión de contactos, que ha hecho que Google avise directamente a sus usuarios del riesgo que supone compartir sus contactos con una plataforma que luego no les permitirá exportarlos a otra. También explica el hecho de que Bing sea ahora el buscador por defecto en Facebook y no Google. Facebook ya es de facto el sistema operativo de la internet social, especialmente a través de los botones «Me gusta» que proliferan por la red. Si consigue extrapolar ese dominio al correo electrónico, tendremos un nuevo rey de la web. Y la pregunta es ¿qué hará Google ahora?

La privacidad ya no es lo que era

El trending topic de la semana pasada y casi también de esta fue la privacidad y el comercio de los datos de sus usuarios por parte de varias redes sociales, principalmente Facebook. Lógicamente, las críticas, más o menos virulentas, no tardaron en llegar y el propio Mark Zuckerberg se vio obligado a salir a la palestra para admitir el error de su compañía y pedir tranquilidad. Como siempre, hay gente a la que no le satisface, muchos otros que polemizan al respecto y una inmensa mayoría que ni siquiera se ha enterado.

Lo que no se puede hacer es portarse en estos sitios como niños pequeños. Si no te molestas en aprender o investigar un mínimo cómo funcionan las normas de privacidad y cómo se comparten los distintos elementos, no puedes esperar que la compañía lo haga por ti. A Facebook, y a cualquier otra red social, le interesa que sean públicos cuántos más datos, gustos y aficiones tuyas mejor, para poder trabajar con ellos y ofrecérselos a los anunciantes. Que nadie se lleve a engaño, las empresas están para ganar dinero y Facebook no es una excepción.

Pero esta polémica me llevó a pensar en lo que significa la era digital y el estar permanentemente conectado con Facebook, LinkedIn, Twitter, Foursquare, Gtalk, Messenger y tantas otras aplicaciones que nos hacen estar conectados el mayor tiempo posible. Y eso sin hablar de los teléfonos móviles, con los que ya estamos localizados siempre, y ahora con los smartphones, más conectados aún si cabe. Por eso, yo soy partidario de saber desconectar y poder desaparecer de vez en cuando.

La vida online tiene muchas cosas buenas, pero la vida offline también y es conveniente no olvidarlo. El movimiento slow es un ejemplo de que la vida no es para tomársela con prisas y no creo que tarde mucho en aparecer otro movimiento que abogue por la desconexión digital. Pero como en todo, la virtud está en el término medio, y en no convertir unas útiles herramientas para relacionarse en un vicio.