Un año con Spundge

 

Hoy 23 de septiembre se cumple un año desde que creé el cuaderno de EScomunicación en Spundge, Periodismo para periodistas y, tras todo este tiempo, he de decir que estoy bastante contento con los resultados.

  • Spundge es una herramienta muy visual y, al contrario que otras como paper.li o scoop.it, el diseño es más limpio y legible, y permite consultar todos los elementos del cuaderno sin necesidad de abandonar la página.
  • Con Spundge puedes incorporar cualquier feed de noticias como fuente para tus cuadernos, lo que te permite utilizarlo como un lector secundario y acceder a esos artículos que leíste y quieres conservar. Además, puedes realizar búsquedas directamente desde Spundge en plataformas como Twitter, Facebook, Youtube, Linkedin, Google+, Flickr, Reddit, Vimeo… con la que la facilidad para encontrar contenidos es máxima.
  • Como archivo o repositorio, es una forma excelente de conservar artículos de interés. En este caso he centrado el cuaderno en periodistas hablando de periodismo: videos, tuits, seminarios y, sobre todo entrevistas a grandes periodistas como Jon Sistiaga, David Carr, Gumersindo Lafuente, Juan Antonio Giner, Enric González o Giles Tremlett.
  • Permite tener tus propios seguidores, pudiendo así llegar a mucha gente a la que igual no podrías alcanzar de otra manera. Y en ese sentido, puedo sentirme orgulloso de que Periodismo sobre periodistas haya conseguido 12 seguidores; no es mucho, pero es una buena cifra primero para una plataforma que aún es minoritaria como Spundge, y segundo para un cuaderno de Spundge en español con contenidos en español.
  • Y con eso enlazo con el principal problema de la plataforma, la cuestión del idioma. Spundge tiene un gran potencial y cubre una necesidad, la gestión de contenidos, en la que compiten varias empresas. Pero tan solo permite trabajar en inglés o francés, algo lógico para una empresa canadiense pero si quieren expandir su alcance, tener más idiomas, especialmente el castellano, sería un plus.

Con todo, si me preguntas si te recomendaría Spundge, te diría que sí sin dudarlo. Es una herramienta fácil de usar, visual, intuitiva, y cuyo potencial para editar y gestionar contenidos es inmenso. Con su plugin para Chrome, cualquier página web es susceptible de ser guardada en un cuaderno y su capacidad para importar feeds y buscar contenidos en las principales plataformas la hacen aún más versátil. Si Spundge diera el paso y se localizara al castellano, sería prácticamente perfecta, pero habrá que esperar de momento.

Spundge es una plataforma que puede ser algo grande; ojalá lo consiga y desde aquí apostamos por ella con Periodismo sobre periodistas.

Si te gustó este post, compártelo.

 

No se dice curador de contenidos, se dice responsable de contenidos

 

A raíz de este post de Periodismo Ciudadano, he tenido en Linkedin un interesante intercambio de comentarios con mi amigo Pablo Martín, excelente profesional y mejor persona, que me ha llevado a querer hablar sobre ese anglicismo que tan de moda se está poniendo: la curación de contenidos.

 

La curación de contenidos es una traducción literal del inglés, content curation, y se refiere a la figura del curator, que es como se denomina en inglés a los responsables de los museos que dirigen, organizan y seleccionan piezas para exposiciones y que aquí en España se denominan comisarios. Esa labor se ha trasladado al mundo virtual donde, a causa de la sobreabundancia de información, existe la necesidad real de una persona que catalogue, filtre y seleccione de entre toda la información existente lo auténticamente relevante.

 

En España, ni curación ni curar tienen entre ninguno de sus significados recogidos por el Diccionario de la Real Academia de la Lengua nada remotamente parecido a la definición inglesa. Sólo curador puede aceptarse en un sentido muy amplio, toda vez que su primera definición es “que tiene cuidado de algo”, pero no es ni de lejos el equivalente al curator inglés.

 

¿Cómo podríamos traducir o adaptar el término al español? Comisario sería la primera opción, pero no tenemos posibilidad de usarlo como verbo. O al menos no la tendremos hasta que salga la 23ª edición del Diccionario, que acepta el verbo comisariar en el sentido de “organizar una exposición o muestra artística o cultural”. Aunque sea correcto, no creo que vayamos a ver en el corto plazo los términos “comisario de contenidos” o “comisariar contenidos”.

 

Como no podemos esperar a la nueva edición del Diccionario, lo mejor es hacer caso a la Fundación del Español Urgente, que ya en noviembre de 2011, recomendaba utilizar la expresión «responsable de contenidos» para traducir content curator, o usar alguna de sus alternativas como «editor de contenidos» o «gestor de contenidos».

 

Es muy cierto que el lenguaje de la calle va siempre por delante de las academias y los diccionarios pero también es cierto que los anglicismos no nos aportan nada. Cuando son términos sin equivalente en castellano son neologismos y siempre son bienvenidos, como puede ser chatear (que también es una nueva palabra aceptada en la 23ª edición), pero no cuando existen palabras en nuestro idioma que pueden utilizarse para esa función. Así que ya sabes, no se dice curador de contenidos, se dice responsable de contenidos, y no se dice curación de contenidos, se dice edición o gestión de contenidos.

 

 

Si te gustó este post, compártelo.