6 razones para tener un blog

Hay gente que aún no se ha dado cuenta del cambio de paradigma en que nos encontramos y todavía se pregunta si hay razones para tener un blog, cuando es más bien al contrario. Tienes que pensar mucho para encontrar razones para no tener un blog. En la época que nos ha tocado vivir, las prácticas del siglo XX están dejando de ser eficientes a marchas forzadas y para poder crearse una presencia online no hay mejor herramienta que tu blog. Mucho mejor que yo lo ha dicho Alfonso Alcántara (@yoriento): «Sin nuestro blog somos unos sintecho digitales, todo el día tirados en las redes sociales. No dependáis de Facebook o Twitter, crear vuestro propio blog y usad las redes, que las redes no os usen». Por eso, para que veáis la importancia de crear vuestra casa en la red, os apunto seis razones para tener un blog.

  1. Te sirve para aprender a escribir y comunicar. Soy periodista y mi herramienta de trabajo es la palabra y aún así, tener un blog me ha ayudado a mejorar como escritor, puliendo defectos de mi estilo y creando hábitos de escritura. Para alguien que no se dedique a escribir profesionalmente, los beneficios serán mucho mayores. Además, escribir sobre los temas que te gustan, e incluso sobre los que no te gustan, te hace pensar conceptos que pueden ser complejos y también la forma de simplificarlos para trasladarlos a tu post. No hay nada más gratificante que ver cómo lo que has escrito es exactamente lo que querías transmitir.
  2. Un blog permanece. Frente a la fugacidad de las redes sociales, donde un tuit o un post de Facebook tienen una vida útil de minutos u horas a lo sumo, lo que publicas en tu blog queda para siempre. El permalink es tu aliado, convirtiendo tu blog en un portafolio de tus conocimientos, un archivo de tus pensamientos y un escaparate de tu carrera que se actualiza cada vez que publicas un post.
  3. Escribir para un blog es un estímulo para seguir aprendiendo. Gracias a EScomunicación, ahora soy un profesional mucho más capacitado de lo que era hace unos años. Por ejemplo, yo antes no sabía nada sobre WordPress o SEO y mis lecturas eran solamente por ocio. Hoy, puedo hacer una instalación completa de WordPress sin pestañear, tengo fundamentos de SEO para posicionar lo que escribo y he ampliado lo que leo con libros sobre el futuro de mi profesión y otros temas, que reseño en las Lecturas 2.0.
  4. Un blog te da visibilidad, te pone en el mapa de tu área de trabajo y hace posibles que lo que escribes llegue a lugares que nunca esperarías. Desde que empecé con EScomunicación, me he encontrado con que me han citado en otros blogs, me han usado como fuente para artículos y trabajos universitarios, y otros periodistas y blogueros se han puesto en contacto conmigo o han difundido mis posts. Antes de tener el blog nadie sabía quién era yo, ahora puedo decir que casi nadie sabe quién soy yo.
  5. Un blog te ayuda a posicionarte en los motores de búsqueda. Desde el momento en que escribes en tu blog estás creando aquello que hace feliz a Google, Bing o Baidu: contenido. Posts frescos y recién escritos son el alimento preferido de sus bots y eso permitirá que cualquiera que haga búsquedas pueda encontrarte. Y todo ello además de posicionarte te sirve para cimentar tu marca personal, la huella que vas dejando en la red con cada cosa que escribes. Por eso expertos como Andrés Pérez Ortega consideran el blog como la piedra angular de la marca propia.
  6. Y por último, pero no menos importante, escribir un blog es divertido. Escribes sobre lo que te gusta, sin presiones de nadie y cuando quieres, ¿qué más puedes pedir? Si no te diviertes escribiendo sobre los temas que te apasionan, tienes un problema. Y es mucho más divertido cuando empiezas a ver resultados. Cuando ves que las visitas suben mes tras mes y que tus posts se difunden más en las redes sociales, es una gran inyección de moral. A todos nos sube el ego comprobar cómo nuestro esfuerzo da sus frutos.

Estas son solo seis razones para tener un blog, pero seguro que tú tienes una propia. Escríbela en los comentarios y convirtamos esta lista de seis en dieciséis razones y luego sesenta. ¿Qué razón darías tú para tener un blog?

 

Si te gustó este post, compártelo.

EScomunicación en El Correo Gallego

EScomunicación en El Correo Gallego

Con un poco de retraso, pero no podía dejar de reseñar que EScomunicación ha aparecido en los medios de comunicación. Concretamente en el periódico El Correo Gallego, donde el pasado 1 de abril apareció una cita de mi post Lecturas 2.0:  Nuevas tecnologías, como entenderlas, de Xabier Sanmartín. Muchas gracias a los compañeros de El Correo Gallego por considerar lo que escribí lo suficientemente interesante para citarme y especialmente a Xabier Sanmartín por escribir un libro tan interesante en primer lugar, que os invito de nuevo a descargar aquí.

 

13.04.01 El Correo Gallego by Miguel Ángel Alonso Pulido

 

Si te gustó el post, compártelo.

El bloqueo del escritor no existe

Cada vez tengo más claro que el bloqueo del escritor no existe, tan solo es la manera que tiene la naturaleza de separar a los que se comprometen de los que no. Escribir es fácil y para los que tenemos la palabra como herramienta de trabajo debe ser una segunda naturaleza. Lo que realmente cuesta y lo que diferencia a los profesionales de los amateurs es el compromiso. Compromiso es sentarse frente al procesador de textos sin ninguna idea sobre los posts que vas a sacar esta semana y ponerte a escribir de todas maneras, aunque no sepas qué va a salir, aunque no tengas ni idea de si conseguirás algo decente después de estar una hora escribiendo. Solo cuando te comprometes con algo es cuando puedes conseguir algún resultado. Y da igual que sea un resultado bueno o malo, lo importante es que lo has conseguido.

Steven Pressfield, en su libro The War of Art, nos habla de la Resistencia. No puedes tocarla, ni verla, pero puedes sentirla cada vez que te pones a trabajar. Sea ponerte a escribir para el blog, salir a correr, crear tu propia empresa o casarte, la Resistencia está ahí. Cuando lo que vas a hacer favorece tu crecimiento a largo plazo, tu salud o tu integridad en lugar de proporcionarte una satisfacción inmediata, la Resistencia ataca. Es esa fuerza negativa que te distrae, te hace pensar en otras cosas y evita que hagas tu trabajo. Quizás parezca un concepto muy new age, pero estoy seguro que sabes de lo que te hablo y que has sufrido el ataque de la Resistencia.

Ayer fue un día plenamente primaveral, uno de los primeros del año, y en vez de salir y aprovecharlo, yo me puse a escribir para el blog. Tardé bastante en ponerme con ello y estuve haciendo otras cosas. Y cuando finalmente deje todo y me dediqué a escribir no sabía sobre qué hacerlo. Creí que era el bloqueo del escritor, pero ya hemos visto que no existe. Simplemente tenía que renovar mi compromiso y vencer a la Resistencia. Porque quiero ser un profesional y porque no voy a dejar que la Resistencia me venza. Porque un blog de éxito no se lanza, se construye día a día, post a post. Porque la satisfacción del corto plazo de salir y tomar unas cañas se traduciría luego en la culpabilidad de dejar el blog desatendido. Ya me ha pasado otras veces y no quiero que vuelva a ocurrir. Por eso escribo estas líneas, quizás más autobiográficas de lo acostumbrado, pero para eso éste es mi blog y yo pongo las reglas. Y si en vez de hablar de la desaparición de la prensa escrita me apetece sentarme y hablar contigo, lector que nunca conoceré, lo hago. Porque es otra manera de superar el bloqueo del escritor y vencer a la Resistencia. Y quizás, solo quizás, pueda servir a otros para que sepan que también pueden hacerlo.

 

Si te gustó este post, compártelo.

Desde estas pirámides, 300 posts nos contemplan…

Después de tres años y pico con el blog, he llegado a la cifra de 300 posts, una cifra tan redonda que merece la pena pararse un poco y echar la vista atrás, a las más de 120.000 palabras escritas desde aquel 7 de febrero de 2010. Desde entonces muchas cosas han cambiado, de Blogger pasamos a WordPress, las redes sociales y los smartphones se hicieron de uso masivo y la crisis de los medios de comunicación no ha hecho más que crecer. Muchas cosas han cambiado pero permanece inalterable el afán por aprender, por experimentar y por explorar este mundo nuevo y espléndido en el que el periodismo va a tener que volver a sus raíces, si quiere sobrevivir a causa del cambio de paradigma propiciado por los avances tecnológicos y catalizado por la crisis económica. Cada vez hay más lectores al otro lado de la pantalla y eso me da ánimo para seguir escribiendo, pero hoy me permito un pequeño respiro aprovechando la Semana Santa, con lo que en vez de este viernes, el próximo post será el primer lunes de abril. No todos los días se llega al post número 300, al fin y al cabo…

Si te gustó este post, compártelo.

Tres años de EScomunicación

 

Parece que fue ayer y ya han pasado tres años desde que comencé con EScomunicación. Tres años en los que han cambiado muchas cosas en el mundo del periodismo y la tecnología: se han popularizado los smartphones y las redes sociales han pasado a ser algo cotidiano, la crisis económica y publicitaria se ha juntado con la crisis de concepto del modelo periodístico para crear una tormenta perfecta en la que los más perjudicados son los propios periodistas, la movilización ciudadana ha pasado de ser un fenómeno puntual a una constante en todos los ámbitos de la vida diaria…

 

Pero lo que no cambia son las ganas de seguir escribiendo y aprendiendo cada día más, y por eso EScomunicación seguirá adelante durante muuucho tiempo, ahora con nuevo diseño, más sencillo y limpio, que espero os guste. Muchas gracias a todos los lectores, viejos y nuevos que se han sumado recientemente, por acompañarme en estos años y vaya este brindis por los que vienen por delante. ¡Salud!

 

 

Si te gustó este post, compártelo.

La importancia de un buen diseño

Si hay algo que es evidente hoy en día, es que el diseño gráfico es algo fundamental en todos los aspectos de la vida diaria. Estamos rodeados de diseño por todas partes, desde nuestros teléfonos hasta los coches, pasando por todos los electrodomésticos de la cocina o las revistas y periódicos que (todavia) podemos comprar en los kioskos. En la red esto es todavía más evidente, y todos los elementos que forman la World Wide Web han sido pensados y creados por profesionales del diseño gráfico.

 

Esto es lo que un buen diseñador puede conseguir…

 

Cualquier elemento que veas en una página web ha sido diseñado con sumo cuidado. Logos, tipografias, plantillas… todo debe diseñarse pensando en la usabilidad, la legibilidad, la iconicidad y la estética. Nada debe dejarse al azar. Siempre hay excepciones como son los encabezamientos de este blog, perpetrados por un servidor con la mejor intención, pero en general, podemos decir que nos encontramos en el momento de la historia en que más cuidado se ha puesto en el diseño gráfico.

 

Logo-05-Escom40-copia1.jpg
… y esto es lo que consigue un amateur como yo

 

Y no debemos quedarnos en lo virtual nada más. En la inmensa mayoría de los objetos de nuestro alrededor ha participado un diseñador gráfico. Expositores en tres dimensiones, displays, maquetas, folletos, catálogos o embalajes son sólo algunos de los productos en los que ha participado un diseñador. Me vienen a la mente, por ejemplo, los paquetes en los que Amazon envía sus productos, todo un ejemplo de cómo unir funcionalidad y estética.

 

Esto sí que es un buen diseño

 

Todo esto viene a cuenta del aniversario que se producirá mañana jueves, en el que este humilde blog cumplirá tres años ya, y como corresponde a la ocasión, vamos a celebrarlo con un lavado de cara y una nueva plantilla. Porque nunca hay que subestimar la importancia de un buen diseño.

 

 

Si te gusto este post, compártelo.

Próximas lecturas 2.0

 

No solo quiero mostrar algunos de los próximos libros que entrarán en las lecturas 2.0,sino también aprovechar y probar la aplicación de WordPress para Android. Y va bastante bien para que negarlo, así que igual caen más posts cortos como este en el futuro…

 

Si te gustó este post, compártelo.

¡Bienvenido 2013!

Un nuevo año totalmente nuevo, a estrenar a partir de hoy, con nuevos desafíos y nuevas oportunidades, en el que todo puede pasar.

 

¿Qué es lo que esperas del 2013?

 

 

Si te gusto este post, compártelo.

Paradojas de la vida

Paradojas de la vida: Hago un post estupendo con trucos e ideas para inspirarte y escribir y luego me viene el vacío creativo. Se nota que llegan las fiestas navideñas y el cerebro empieza a pensar en otras cosas y otros deberes. Así que no me queda más que entonar el mea culpa y hacer propósito de enmienda para terminar bien el año. Y hay que acabarlo escribiendo, como no podía ser de otra forma.

 

En la próxima semana publicaré lo que viene a ser un post (uno o varios, no lo tengo decidido) resumiendo los principales aspectos sobre los que he centrado el blog este año: la sobreabundancia de información y cómo afecta a los medios de comunicación; los intentos de estos por estableceer nuevas fuentes de financiación para hacer frente al declive de la prensa escrita; y especialmente la negra situación de la profesión periodística.

 

Eso será a partir del lunes, mientras tanto, os dejo con un vídeo de TED, una esclarecedora charla de Markham Nolan sobre cómo separar hechos y ficción en la red. Suscribo muchas de las cosas que dice el vídeo, algunas de las cuales comentaré la próxima semana. Hasta entonces, disfrutad.

Si te gustó este post, compártelo.

10 ideas para inspirarte y escribir

 

A todo el que lleva un blog o se gana la vida escribiendo le ha pasado alguna vez. Puede ser un proceso gradual o pasar de un día para otro, pero el caso es que pierdes la ilusión, no tienes ganas de escribir, las ideas no salen de tu cabeza como antes y todo lo que se te ocurre es mierda… llámalo como quieras, bloqueo creativo, falta de inspiración, neuronas perezosas o que la musa se ha ido a tomar cañas, el caso es que pasan los días y la pantalla (u hoja de papel, que todavía se usan) sigue en blanco esperando a que la llenes con tus ideas y tu creatividad. A mí me ha ocurrido unas cuantas veces y como ya tengo algo de experiencia en luchar contra el bloqueo voy a compartir contigo 10 trucos para inspirarte y ponerte a escribir.

 

1-Lee cosas sobre tu área de conocimiento

Es algo obvio, pero nunca está de más recalcarlo. Hay que leer constantemente sobre el tema de tu blog, cuanto más mejor y en cuantos más idiomas mejor. Puedes tomar notas de esas lecturas o dejar que tu cerebro las absorba como esponja, en cualquier caso verás como los conceptos que has leído encajan luego en los textos que escribes, o te inspiran para escribir algo totalmente diferente. El mejor ejemplo en este blog son las lecturas 2.0.

 

2-Haz posts con listas

La gente que sepa de SEO podrá explicarlo mejor que yo, pero Google ama las listas y todos los blogueros hemos hecho un posts con listas alguna vez. Además de eso, son fáciles de escribir, muy agradecidas para el lector y si las combinas con destacados en negrita, triunfarás seguro. ¿Ejemplos? Aparte de este post que estás leyendo, aquí tienes otro: el segundo post más leído de este blog.

 

3-Utiliza vídeos

Si una imagen vale más que mil palabras, un vídeo vale más que mil imágenes. A diferencia de los medios impresos en hojas de papel muerto, no tenemos que limitarnos a textos estáticos y, a diferencia de los medios transmitidos por ondas, podemos usar textos estáticos para ampliar y contextualizar imágenes y sonidos. Añade que incrustar un vídeo en tu post es tan sencillo como hacerlo con una imagen por lo que, tanto si son ajenos como de producción propia, tienes un post hecho en menos de cinco minutos. ¿Ejemplos? Aquí tienes el post más leído de este blog. Por algo será.

 

4-Habla sobre tus propias experiencias

Cuando nada de lo que se te ocurre es buen material para un post, no hay nada mejor que recurrir a la propia experiencia. Bien sea hablando sobre tu fallido intento de escribir un libro, contando qué hiciste cuando clonaron tu blog o explicando cómo se usa un programa, cuando hagas un post sobre tus experiencias personales nunca se quedará con el texto a medias. Al fin y al cabo te pasaron a ti, por eso son personales y sabes mejor que nadie cómo terminó todo.

 

5-Lee cosas que no sean de tu área de conocimiento

Para escribir sobre un tema especifico, necesitas formarte y leer mucho sobre ese tema, pero eso también te limita. Lee otras cosas, tanto ficción como no ficción. Quizás leer una novela de zombis no te vaya a dar material para un post, pero te entretiene mientras tu subconsciente trabaja, y puede que leer ese articulo sobre psicología no sea lo que te apetece, pero puedes descubrir nuevos conceptos que te sirvan para hacer un post como éste, por ejemplo.

 

6-Utiliza citas

De la misma forma que los vídeos no hay manera más fácil de hacer un post que poner una cita. Al igual que los vídeos, son posts fáciles de hacer, concisos y que dan muy bien en buscadores. Además, aunque parezca mentira que frases de personas tan dispares como Leonardo Da Vinci o Bruce Lee tengan encaje en la temática de tu blog, la realidad nunca deja de sorprenderte. Yo he usado citas en varias ocasiones y puedes rastrearlas en esta etiqueta.

 

7-Comenta o traduce otros posts

En condiciones normales, a no ser que seas un genio, muchas de las ideas geniales que verás se les ocurren a otros. Eso es algo normal y no hay que darle mayor importancia, al fin y al cabo te da la oportunidad de comentar esas ideas con un post de tu propia cosecha. Incluso puede servirte para practicar idiomas y traducirlo al castellano, ampliando el radio de alcance del post original a la blogosfera hispanoparlante. Aquí tienes un ejemplo de post comentando y otro de post traduciendo en este blog.

 

8-Procrastina activamente

Si eres procrastinador como yo, juegas con la ventaja de que no eres un vago, sino que simplemente empleas tu tiempo en otras cosas antes de las que tendrías que hacer. Y como estás haciendo cosas, puedes utilizar ese impulso en tu favor. Si cuando tienes que escribir una serie de posts normalmente procrastinarías con una tarea menor como leer un libro o ponerte al día en tu lector RSS, lo que tienes que hacer es poner el escribir posts como tarea procrastinante en vez de procrastinada. Por ejemplo, este mismo post fue terminado con un ojo puesto en el reloj pues era la excusa para no tener que hacer una llamada laboral comprometida que, lógicamente, hice en el penúltimo momento posible.

 

9-Ponte a hacer alguna tarea mecánica

No hay nada que relaje más la mente que hacer algo mecánico que no necesite que pienses. Puedes ponerte a hacer ganchillo o transcribir al ordenador un texto manuscrito, pero el efecto es el mismo: tu subconsciente trabaja y enlaza ideas mientras estás ocupado con otras cosas. Conozco a gente que para conseguir este efecto se pone a planchar, aunque no me atreví a preguntarles si se llevaban la plancha a la oficina.

 

10-Si todo falla, apaga el ordenador

Si ninguna de las ideas anteriores te sirve, lo mejor que puedes hacer es apagar el ordenador y ponerte con otra tarea. No me refiero a que cierres tu procesador de textos para que abras otro programa y hagas otra cosa, sino a que apagues por completo el ordenador y te vayas a dar una vuelta, a poner la lavadora o a tomar un café con los compañeros. En muchos casos, la idea que se te resiste vendrá mientras se apaga el ordenador; y si no lo hace, no hay nada como salir a la calle. No hay mejor fuente de inspiración.

 

Si te gustó este post, compártelo.