New jobs of the social media era

The rise of Internet and the social media has created a lot of new needs for companies and a whole new set of professions that didn’t exist only a few years ago. Then, hiring a webmaster was as far as many firms went in terms of adapting to new technologies, but the new, social media-conected, information society needs new professionals for new challenges.

Of that new jobs, the SEO (Search Engine Optimization) Especialist is one of the most relevant for any firm with a web page, dedicating his time to improve its ranking on the most popular web searchers, which can mean the difference between a sucessful company or a struggling one. There is also the Comunity Manager, who is responsible of managing the presence and brand of the company in the social media. Also, he deals with the online comunities and forums, moderating debates and providing answers to the users.

These are the two most relevant of the new professions born with the internet boom, but there are many more. From the SEM (or Search Engine Marketing) Especialist, who deals with commercial ways to improve the position of a web, to the Chief Blogger Officer, the person in charge of updating and maintaining the blog of the company and/or its Twitter account, or the Buzz Marketing Expert, selling the virtues of the product or company trough chat and forums. A new breed of professionals has born to fill a void that nobody predicted.

Indeed, it’s a time of opportunities, as the global economic crisis has merged with the rise of social media and mobile internet, creating a new frontier for entrepeneurs all over the world. Maybe the next new profession will be created by you.

La codicia me puede: los smartphones que deseo

Que el futuro de Internet está en el móvil, creo que es algo que nadie debería dudar a estas alturas y si lo hace, que eche un vistazo aquí o aquí, (los más impacientes que accedan al segundo aquí pueden pasar al minuto 9:25). Eso ha sido posible gracias a la evolución de los smartphones, auténticos ordenadores de bolsillo que nos permiten comunicarnos e interactuar en las redes sociales desde la palma de la mano. El iPhone fue el primero y para muchos el mejor pero, a la espera de la cuarta generación del dispositivo de Apple, hay muchos modelos de smartphones disponibles y en el post de hoy voy a hacer una pequeña carta a los Reyes Magos, detallando algunos de los dispositivos que me gustaría tener… Mi cumpleaños es en julio, por cierto ;-).

Nexus One

El teléfono de Google con el quiso crear el iPhone killer. La verdad es que no lo ha conseguido, pero sí que ha creado un terminal muy potente que, aunque no esté teniendo el éxito de ventas que esperaban, es una excelente base para lo que venga después. En España se podrá conseguir en Vodafone, y espero que tenga un precio asequible, dada la competencia que hay.

HTC Desire / HTC Legend

HTC, que es quien ha creado el Nexus One junto a Google, aprovechó esa experiencia para sus dos últimos terminales, el Desire y el Legend. Ambos son de lo mejor que puedes encontrar hoy en día en cuanto a smartphones, y es difícil elegir entre uno u otro. Por estética, me gusta más el Legend, pero el Desire es más potente, así que estoy en duda…Ninguno de los dos es exclusivo y pueden encontrarse en las tres grandes operadores de España

Sony Ericsson Xperia X10

Sony Ericsson está resurgiendo en los últimos tiempos gracias a terminales de gama alta como el Xperia X10. Un señor móvil, con un diseño exquisito, una pantalla brutal de 4 pulgadas y grandes capacidades multimedia, sobre todo como reproductor de música. Puede encontrarse en las tres grandes operadoras.

Samsung Galaxy S

A Samsung le ocurre como a Sony, están resurgiendo por fin de la sombra de Nokia con terminales de grandes prestaciones. En el caso de Samsung, es el modelo Galaxy S el oscuro objeto de deseo. Aquí nos encontramos con un móvil de diseño quizás más simple, pero también con cuatro pulgadas de pantalla para poder disfrutar de toda la potencia del terminal. Todavía no lo tiene asegurado ninguna operadora.

Motorola Milestone

Y si todavía no te haces a la pantalla táctil y lo quieres con teclado, el Motorola Milestone es tu móvil. A pesar de algunos problemas con el teclado y la bateria,ha sido un éxito de ventas en Estados Unidos y aquí puede ser un éxito entre los usuarios de smartphones que no quieran dar el salto completo a lo táctil. Orange es quien lo comercializa en España.

Y todo esto hablando sólo de terminales con Android. Como ya dije, tendremos que esperar al verano a ver cómo es el último modelo de iPhone, pero no podemos olvidar los excelentes resultados que está consiguiendo RIM con sus modelos Blackberry ni menospreciar a Microsoft con la nueva versión de su Windows Mobile o los nuevos Kin. Aún así yo me estoy haciendo muy de Android y HTC, así que si la fuerza me acompaña, mi próximo móvil será el Desire o equivalente…

Seguimos al pie del cañón

Ayer hizo tres meses desde que me puse con el blog y no puedo estar más contento, me ha servido para ponerme al día en muchas cuestiones y para retomar el hábito de escribir con regularidad. Unas veces más, otras menos, pero siempre he publicado el post cuando lo tenía previsto (exceptuando un lapsus en las vacaciones de Semana Santa, pero si no puede uno relajarse en vacaciones ¿cuándo lo va a hacer?).

Pero vale ya de palmaditas en la espalda y a fijar los contenidos de la próxima semana. El lunes haremos una carta virtual a los Reyes Magos, pues hablaremos de los últimos modelos de smartphones en España y de cómo el verano se prevé calentito. El miércoles tendremos post en inglés, hablando de las nuevas profesiones nacidas con la web 2.0, y el viernes hablaremos de las ruedas de prensa sin preguntas, los periodistas-estrella y otras glorias y miserias del periodismo político. Y ahora retomaré la tradicion, abandonada la semana pasada, de poner un poco de música. ¡Que se note que es fin de semana!

Los gabinetes de prensa (III): Calidad vs cantidad

La revolución de las nuevas tecnologías y de los social media ha hecho que estemos en el umbral de una nueva manera de afrontar la labor del gabinete de prensa. Actualmente, los medios de comunicación están buscando el modelo adecuado para adaptarse a esta nueva realidad, cumpliendo los objetivos de las tres D; para los gabinetes de prensa, la situación no ha cambiado tanto en lo que se refiere a sus objetivos, pero sí en la calidad de sus acciones externas.

Durante el siglo pasado, la única manera de llegar a millones de personas era mediante campañas muy costosas, con un retorno muy puntual. Hoy en día es muy fácil para cualquier gabinete de prensa emprender una acción mediante el uso de Internet y los social media, llegando más rápida y fácilmente que nunca a millones de usuarios y consiguiendo retornos precisos y mensurables. En términos cuantitativos se ha ido a mejor, pero el factor determinante es ahora la calidad de la comunicación y la posibilidad de conectar con el destinatario, que ya no es pasivo en absoluto.

Hoy en día se dan dos circunstancias, por un lado es muy fácil llegar a grandes segmentos de audiencia y, por otro, el usuario final (sea un periodista o un ciudadano de a pie) recibe tantos mensajes de tantas fuentes diferentes que sólo aquellos que se distingan por su calidad o capacidad de conectar tendrán impacto. Y ese usuario final no se limita a recibir pasivamente los mensajes, es lo que se ha venido en llamar prosumer (fruto de unir producer -productor- y consumer -consumidor-, o professional -profesional- y consumer -consumidor-, según la fuente que consultes). Los prosumers (me niego a usar la traducción de prosumidor) reciben y generan información constantemente: son los que han forzado a Nestle a recular frente a la campaña de Greenpeace, por ejemplo.

Ante este panorama, ¿cómo debe actuar el gabinete de prensa? ¿Cómo conseguir acciones de calidad? En líneas generales, hay que conocer bien el entorno en el que vas a desarrollar tu acción, para que ésta sea adecuada a las peculiaridades del mismo. Hay que diseñar las acciones de manera abierta, de forma que puedas incorporar el feedback de los prosumers en caso necesario, y no tener planes rígidos e inflexibles. Y, finalmente, hay que estar preparados para lo inesperado, dado que ninguna acción puede aguantar el escrutinio de millones de ojos sin sufrir criticas o reacciones, y hay que saber actuar frente a ellas. No hay que tener miedo a equivocarse, al fin y al cabo, estamos ante una nueva era y nuevos retos en la que no hay manuales.

Crisis económica y comunicación política

Hoy los datos del paro nos indican que tenemos 24.188 desempleados menos en abril, rompiendo la tendencia al alza de los últimos meses y ofreciendo un respiro momentáneo al Gobierno. No vamos a entrar a analizar si este descenso es fruto de la recuperación de la economía o tan sólo refleja lo fuertemente estacionalizado que es nuestro mercado de trabajo, pero sí vamos a hablar de la crisis y cómo PSOE y PP actúan ante la misma desde el punto de vista de la comunicación.

En este sentido, y para terminar con el tema de las cifras del paro, el dato de abril, además de ser el primero positivo desde hace ocho meses, tiene el dudoso honor de haber sido objeto de una filtración. Tras la polémica surgida con la filtración accidental de la última Encuesta de Población Activa, no comprendo por qué al Gobierno le interesa filtrar intencionadamente el paro de abril en el día del Trabajo. Primero, porque el impacto mediático tampoco ha sido tanto y lo que ha hecho ha sido restar importancia a las cifras oficiales conocidas hoy y molestar a los sindicatos. Y en segundo lugar, porque la cifra de abril tampoco es como para tirar cohetes si la comparamos con la evolución histórica del mes, además de que es un ascenso mínimo frente al empleo destruido en el último año y medio. Aún así, esperemos por nuestro bien que sea el inicio de un cambio de tendencia. Ahora, a hablar de comunicación.

El PSOE y el Ejecutivo cometieron un error de comunicación intentando negar la crisis en sus primeras fases. Ya cuando hablamos de la comunicación de crisis, dijimos que no se puede perder demasiado tiempo estudiando los datos y pensando tu reacción. A esto hay que añadir otro consejo clave que el Gobierno no cumplió: No intentes camuflar la verdad u ocultarla, aunque sea perjudicial. Si en vez de estarse meses buscando sinónimos para no decir la palabra crisis («desaceleración», «meses de dificultades», «empeoramiento de la situación»…), se hubiese transmitido desde un primer momento – incluso desde un segundo o tercer momento – el mensaje de que «estamos ante una crisis y vamos a trabajar para solucionarla», no habría quedado en la opinión pública la sensación de que el Gobierno está aislado y no ve lo que pasa en la calle.

A esta percepción se une otra más reciente, en este 2010 con cifras de paro récord y futuras subidas de impuestos. En muchas ocasiones, la comunicación son principalmente gestos, y el plan de austeridad del Gobierno aprobado recientemente es un gesto insuficiente. Estamos ante una crisis económica como nunca ha sufrido este país y el gesto de recortar Direcciones Generales no es suficiente. El Ejecutivo se niega a recortar ministerios como ha aprobado el Congreso porque no quiere admitir este hecho, y eso es un error. Comunicativamente, la opinión pública es más propensa a perdonar equivocaciones que empecinamientos. Quizás después de la Presidencia Europea de la Unión Europea Zapatero afronte este necesario recorte, pero de momento, ni todas las acciones del mundo pueden igualarse a ese gesto.

Por su parte, el PP ha comprobado como la realidad de la crisis ha superado las peores previsiones, pero no está siendo capaz de de comunicar su alternativa. Es posible que el exceso de repetición en los primeros momentos, finales de 2007 y primera mitad de 2008, del mensaje de la proximidad de la crisis jugase en su contra. Como la sociedad todavía no estaba experimentando en sus carnes la crisis, el PP se convertía en el proverbial pajaro de mal agüero. Al fin y al cabo, a nadie le gusta escuchar malas noticias, sobre todo cuando la calle no percibía la dureza de la situación.

Además, surgieron un tema tras otro (Estatuto de Cataluña, renovación de Rajoy tras la derrota en las generales de 2008, Gürtel, aborto, terrorismo…) que no han permitido al PP centrar su mensaje en la economía excepto en períodos limitados de tiempo. De hecho, en lo que a comunicación se refiere, tiene que poder transmitir la idoneidad de su apoyo a las diferentes medidas del Gobierno, intentando contrarrestar el mensaje de que «no arrima el hombro», o su rechazo a las mismas, para diferenciarse del PSOE y no quedar también como responsable de la crisis.

Mañana Zapatero y Rajoy se reunirán en La Moncloa, 18 meses después de su último encuentro, y ya las declaraciones hechas hoy al respecto de dirigentes socialistas y populares no parecen mostrar signos de que ninguno vaya a variar sus posiciones. Y lo más triste ya lo apunta Fernando Garea: No han tardado en reunirse para hablar de las ayudas a Grecia cuando ha pasado año y medio sin que se reúnan para buscar formas de que España salga de la crisis. Y cuando no hay acciones, no hay política de comunicación que valga

 

Preparando la semana

Como el fin de semana está siendo ocupado y lejos del PC, toca post breve desde el móvil para avanzar los contenidos de la semana. El martes aprovecharemos los datos del paro para hablar de economía y cómo están comunicando la crisis los dos grandes partidos de nuestro país. El jueves seguiremos con la serie acerca de los gabinetes de prensa, examinando el impacto de las nuevas tecnologías y la web 2.0.  ¡Disfrutad de lo queda de domingo!