La lectura obligada del fin de semana

No hay nada como levantarse un domingo y encontrarse con un golpe de realidad como el realizado por Pepe Cervera en Amphibia. Mucho mejor de lo que yo habría sido capaz jamás, Cervera nos explica por qué la crisis del periodismo es de producto. Cito el primer párrafo para picar vuestra curiosidad. Si sólo podéis leer un artículo este fin de semana, tiene que ser éste.

«Ya hemos recortado todo lo recortable, reasignado todo lo reasignable, reducido todo lo reducible. Hemos quitado, simplificado y despejado; hemos reprogramado, reajustado, minimizado y niquelado. Nuestros productos no tienen un gramo de grasa de sobra, y nuestros compañeros no tienen un minuto del día libre. El trabajo de los redactores lo hacen becarios, el de los redactores jefe, redactores, el de los subdirectores, redactores jefe; cuando no hacen becarios todos los trabajos, y aún se mantienen dobles estructuras de sueldo y condiciones entre unos y otros. Donde debía haber 15 haciendo el trabajo de 10 hay 5 haciendo el trabajo de 15, y ganando lo que debieran cobrar 2. No queda un coste por recortar, un recurso por aprovechar, un esfuerzo por exigir en el nombre de la empresa y la profesión. Y pronto no quedará un periodista por despedir».