La brecha tecnológica y generacional

Me pasa mi colega Juan la siguiente noticia del diario Público: Las redes sociales no convencen a los españoles. Tras leerla, busco el teletipo original de Europa Press y el Eurobarómetro al que hace referencia y compruebo que, una vez más, un titular polémico y muy interpretable vende más que un titular puramente informativo.

Por lo que se ve, que un 28% de los españoles participe en las redes sociales no debe ser algo digno de destacar. Según el Instituto Nacional de Estadística, somos casi 47 millones de españoles, con lo que el 28% equivale a 13.160.000 personas. Más de 13 millones de personas haciendo uso de las redes sociales es mucha gente conectada, un mercado muy grande para cualquier empresa y cinco veces más que la población de Letonia, el país de la UE con más participación en redes sociales segun el Eurobarómetro.

Y eso por no hablar de otra cifra del estudio, la del 47% de penetración de Internet en nuestro país. Cada cual verá el vaso a su manera, medio lleno o medio vacío, pero nadie puede negar que tener más de 22 millones de personas conectadas en España, a pesar de tener tarifas más caras que la media de Europa, es un paso muy grande para nosotros. O también podemos citar otro estudio del Observatorio Nacional de las Telecomunicaciones y la Sociedad de la Información, que da la cifra de 27 millones de internautas, todavía más gente conectada.Pero hay una cifra en el Eurobarómetro que no aparece en el teletipo de Europa ni, por tanto, en la noticia de Público que lo reproduce, y que me preocupa.

Age seems to be the biggest socio-demographic factor distinguishing those who use social networking websites. Among those who use social networking websites every day, 15-24 years olds and students are most prevalent, whilst among those who would never use a social networking website the most prevalent are over 40 year olds and the retired.

Si ya existe una brecha tecnológica y generacional entre quienes usan Internet y quienes no, esta nueva brecha que se abre entre los que están en las redes sociales y los que no piensan usarlas la va a hacer aún mayor. Tenemos a una generación de trabajadores jóvenes que, con suerte, han encontrado un puesto de trabajo y que ven como a sus tareas habituales se le suman una serie de obligaciones online (y no me refiero sólo a gestión de redes sociales) sin que se reconozca en su sueldo, frente a las generaciones anteriores, que tienen mejores sueldos (en general) pero están totalmente incapacitadas, y hasta orgullosas de ello, para realizar cualquier trabajo online.

Esta brecha digital sí va a ser un problema real en los próximos años, a medida que la red se haga cada vez más omnipresente en nuestras actividades y en la economía, y cambie, en mayor o menor medida, nuestras costumbres y usos sociales. Se podrá pensar que soy un visionario, que he leído mucha ciencia ficción, que exagero, pero la realidad irrefutable es que no hay marcha atrás en el cambio, en ningún cambio. La gente no va a dejar de conectarse a Internet ni de usar redes sociales y la inexorable Ley de Moore hará posible que cada vez haya más dispositivos conectados a través de los cuales podamos interactuar. Más allá de estudios y encuestas sobre los que se puede discutir hasta el fin de los tiempos, hay que preguntarse si estamos preparados para ese cambio.

2 respuestas a «La brecha tecnológica y generacional»

  1. Me gusta sobre todo el penúltimo párrafo, que refleja la cruda realidad: trabajadores cada vez más cualificados cobrando cada vez menos.

  2. Así es, y no quiero ni pensar las tensiones que puede generar eso en una oficina… por no decir de cómo afectara a los derechos de los trabajadores y la negociación de convenios. ¿Cómo metes en un convenio colectivo los updates 24/7 de una web/cuenta de FB o Twitter?

Los comentarios están cerrados.