Los smartphones y el periodismo

Llevo casí un mes disfrutando de mi nuevo móvil, un HTC Hero que cada día me gusta más. Es mi primer smartphone, ya que con mi anterior teléfono, un N95, no llegué a explotar las posibilidades que  me ofrecía para la comunicación y el trabajo, limitandome a usarlo como reproductor multimedia. Estoy gratamente sorprendido por el sistema Android y la facilidad de uso, además de la integración del teléfono con correo y redes sociales.

Los smartphones son una herramienta que aún está por explotar en el mundo del periodismo.Aunque habrá quien aproveche ya todas sus virtudes, aún no son un instrumento estándar, pero afortunadamente eso cambiará a medida que los estudiantes de periodismo de ahora, que han crecido con las nuevas tecnologías, se vayan introduciendo en el mercado laboral. Mi generación ha asistido al nacimiento de Internet y la informatización masiva de los medios. La próxima (yo también, aunque ya no lo veré de la misma forma) verá nacer un nuevo modelo, en el que el problema no será ya acceder a la información, sino la selección de la información, y herramientas como el smartphone o los tablet PC permitirán acercar el periodismo escrito al nivel de la radio o la televisión, información en directo, 24/7.

Quizás estoy exagerando, al fin y al cabo ya estamos en una sociedad con sobreabundancia de información, pero es una sociedad glotona, no parece tener nunca bastante. Los próximos años serán interesantes en ese aspecto. Ante las macrofusiones de grandes empresas internacionales, lo local se convierte en un valor positivo a fomentar en un marco de medios cada vez más segmentados y con menor audiencia. Y herramientas versátiles, baratas (relativamente) y cómodas de usar como un smartphone van a ser cada vez más habituales y más útiles.

Mientras llega ese futuro, yo seguiré practicando con el Hero, nunca está de más estar entrenado por si acaso…