De modelos sostenibles y power users

Lo más triste de las declaraciones de Julio Linares es que seguro que el Consejero Delegado de Telefónica cree firmemente en que el modelo actual de internet corre riesgo de quiebra y parte de razón sí que tiene. Hay perfiles muy diferentes de consumidores de internet, desde los power users que aprovechan al máximo su banda ancha en descargas y streaming, a los consumidores más ocasionales, y eso sí es un desequilibrio que se podría solucionar.

Pero de ahí a realizar este tipo de declaraciones que lo único que han hecho ha sido levantar la liebre del fin de la tarifa plana media un abismo. Primero, porque teniendo España la banda ancha más cara de Europa no es de recibo que encima digan que no es sostenible, y segundo porque será el propio mercado quien decida qué modelo es rentable o no, no el departamento de análisis de Telefónica, y vistas las cuentas de resultados, dudo que Linares tenga motivos para quejarse.

Dicho todo esto, sí creo que el desequilibrio entre power users y demás usuarios de la red puede y debería corregirse, pero eso no ocurrirá mientras los usuarios no sean conscientes de cuánto consumen, y en eso deberían seguir el modelo del internet móvil. Desde que adquirí mi HTC Hero, he recibido puntualmente en mi factura, además del detalle de llamadas, el detalle de conexiones a internet, megas consumidos y tiempo de conexión, con lo que puedo decir que mi consumo es moderado, no habiendo superado nunca los 350 mb en un mes. Y fue gracias a tener conocimiento de ese consumo en la tarifa plana que tenía contratada, junto al de las tarifas de voz, que me cambié de compañía en mayo, obteniendo un sensible ahorro económico.

¿Tan difícil es implantar ese mismo sistema en las tarifas de internet doméstica? Yo no sé cuántos megas o gigas consumo (aunque sí se perfectamente que la velocidad de que dispongo no siempre es la que tengo contratada), con lo que no sé si soy power user o un usuario moderado, pero es algo perfectamente lógico que se oferten tarifas para quien consume más, siempre que se rebajen también las de aquellos que consumen menos. De nuevo, será el mercado y los consumidores los que decidan, ya que tenemos varias compañías dónde elegir. Y si misteriosamente las tarifas son similares, esperemos que Competencia actúe igual que hizo contra las compañías de móviles (aunque luego no sancionen). De lo contrarío, eso sí que sería un escándalo, no como las declaraciones de Linares, que han sido flor de un día, y a finales de agosto, para más inri.