Tres claves políticas para las elecciones de mayo

Acabado el paréntesis vacacional de Semana Santa, los partidos políticos ponen en marcha toda su maquinaria de cara a las elecciones municipales y autonómicas del mes de mayo. Queda menos de un mes y es el momento en que se termina de configurar el calendario de mitines, las caravanas electorales y todo el trabajo realizado en los meses anteriores se traduce en quince días de frenética campaña por toda España. Así, es el mejor momento para apuntar tres claves políticas para las elecciones de mayo:

  • El PSOE puede sufrir un descalabro histórico. Después de las elecciones catalanas, las de mayo son los primeros comicios a los que se enfrenta Zapatero tras su giro copernicano en mayo del año pasado. Todas las encuestas indican un desgaste sin precedentes para el Gobierno y cómo se reflejará en los diferentes ayuntamientos y autonomías de nuestro país será una de las claves de estas elecciones. Es un lugar común afirmar que las políticas nacionales no influyen en las elecciones municipales y autonómicas, pero el castigo sufrido por el PSC en las catalanas (casi un 30% menos de votos) no invita al optimismo en las filas socialistas.
  • Castilla-La Mancha es la comunidad donde se decidirá todo. PSOE y PP se juegan el todo por el todo en esta comunidad, en la que, por primera vez, los populares tienen opciones serias de gobernar. Un triunfo de Cospedal sería el espaldarazo casi definitivo a Mariano Rajoy para las generales de 2012, arrebatando al PSOE uno de sus feudos tradicionales. Si es Barreda quien gana, el PSOE podrá respirar un poco y la derrota de la secretaria general del PP dará alas a las voces divergentes dentro del partido. No importa que otras comunidades como Baleares o Cantabria puedan cambiar de signo, el valor simbólico de Castilla-La Mancha la convierte en la medida del éxito o el fracaso para los dos grandes partidos.
  • Finalmente, tenemos la que para mí será la clave más importante de estas elecciones: el descontento, incluso cabreo, de los españoles con la clase política. ¿Habrá movilización del electorado o el voto de castigo se traducirá en abstención? ¿Cómo afectarán los casos de corrupción a los diferentes partidos, con el caso Gürtel en Valencia y el escándalo de los EREs en Andalucía? ¿Cúal es el alcance de una iniciativa como #nolesvotes? ¿Qué ocurrirá si “movimientos” como el de los #eurodiputadoscaraduras se producen en la jornada electoral?

La respuesta a todas estas preguntas, el 22 de mayo.