No nos engañemos, internet es superior a la prensa escrita

Las declaraciones realizadas la semana pasada por Hal Varian, economista jefe de Google, han levantado cierta polémica. Varian apuntó en una conferencia en Italia ocho claves económicas del negocio de la prensa, algunas de ellas quizás muy evidentes, pero que de vez en cuando conviene recordar. Por ejemplo, que la red no es la culpable de que disminuyan las ventas de periódicos, pues este fenómeno comenzó mucho antes de internet; en Estados Unidos, la circulación de la prensa tocó techo en 1972 y desde entonces no ha dejado de descender.

Pero de todas las claves que apuntó Varian, me quedo con esta: Internet es superior a la prensa escrita, sencillamente porque es una mejor forma de distribuir y leer noticias. Para muchos es algo evidente, para otros es una blasfemia, pero el hecho está ahí y no se puede ocultar.

En el lado de los productores de noticias, simplemente no hay comparación entre la prensa escrita y la red: los costes de impresión y distribución suponen más de la mitad de los costes de un periódico, unos costes que un medio nacido en la red no tiene. Para los lectores, las noticias online tienen la ventaja de la actualidad y mayor facilidad de acceso a través de cualquier pantalla del hogar, y gracias al uso de hipervínculos, la lectura de noticias puede ser una experiencia mucho más enriquecedora.

Cualquier argumento que intente hacer prevalecer la prensa escrita frente a internet tiene que girar necesariamente en torno a razones nostálgicas. Quienes hemos entrado en el siglo XXI con unos cuantos añitos hemos vivido una época histórica, la transición de una sociedad analógica a una sociedad digital y siempre recordaremos con cariño ceremonias y rituales como comprar el periódico los domingos y leerlo en familia. Pero eso no debe cegarnos ante la realidad: aquella época ha pasado y ya no va a volver.

Todavía existirán periódicos impresos durante años, quizás algunas décadas, pero serán cada vez más caros y un artículo de lujo, por el que pagarán aquellos que quieran recuperar aquel ritual y revivir la experiencia del periódico en papel. El resto accederá a las noticias a través de cualquiera de sus dispositivos móviles, en cualquier momento o lugar; podrán ser noticias de pago o gratuitas, o puede que una mezcla de las dos. No es nada que no hayamos dicho antes en el blog. El mismo camino que ha seguido la industria de la música o que está comenzando la industria editorial, lo está emprendiendo desde hace años la industria de la prensa escrita.

Esa transición digital de la prensa es un proceso disruptivo en cámara lenta, que lleva ya años en marcha y que se va acelerando conforme pasa el tiempo. Todos los que han vivido en torno al negocio del periodismo escrito van a tener que reconvertirse y adaptarse a esta nueva era. Periodistas, transportistas, kioskeros, imprentas, distribuidores… todos deberán buscar la manera de adaptarse al nuevo escenario en el que, a pesar de todo, sigue habiendo oportunidades, porque todo fin supone un nuevo principio.

 

Si te gustó este post, compártelo.

Una respuesta a “No nos engañemos, internet es superior a la prensa escrita”

  1. Pingback: libreame.es

Comentarios cerrados.