¿Qué hara Jeff Bezos con el Washington Post?

Jeff Bezos
“Una empresa no debería acostumbrarse a ser brillante, porque el brillo no dura para siempre”

Ha pasado más de un mes desde que se anunció la venta del Washington Post a Jeff Bezos y ya conocemos más sobre sus planes: ha concedido una entrevista a su periódico y estuvo reunido con los periodistas del Post para tranquilizarles con respecto a su futuro. ¿Qué podemos sacar de esas dos muestras de las intenciones de Bezos? En mi caso, sensaciones contrapuestas ya que apunta cosas que no parece que sean la renovación que necesita el Post, y al mismo tiempo tiene ideas muy claras de cómo renovarlo todo.

Una de los aspectos que han quedado definidos es que a Bezos le gusta el periódico impreso y que apuesta por crear un paquete de noticias (o como quieras traducir news bundle) que se convierta en un ritual diario para los lectores. En otras palabras, reproducir en la web o la tablet lo que es el periódico impreso o una experiencia parecida. No creo que sea una buena idea, ya que supone ir a la contra de cómo los lectores, especialmente los más jóvenes, consumen hoy la información y olvida por completo las lecciones que se pudieran aprender del caso de The Daily.

En la entrevista, Bezos señala que el Post invierte energía, sudor y dólares en descubrir historias importantes, y después un puñado de sitios web resumen ese trabajo en cuatro minutos y los lectores pueden acceder a esas noticias gratis. Para cortocircuitar esa dinámica, sostiene que el Post debe convertirse en un paquete ritual diario, cuyo valor esté ligado a la coherencia y la conveniencia, no a la suma de las noticias. La gente comprará un paquete, no pagará por una sola historia. Aquí Bezos parece olvidar que muchas personas no quieren pagar por paquetes que contengan historias que no van a leer, y que a otras muchas personas les basta con un resumen de la noticia hecho en cuatro minutos como su mínimo exigible.

Pero si lo del paquete de noticias es desafortunado, no lo es tanto el ritual diario. Si pueden acostumbrar a los lectores a que consultar la página del Post, su app o su feed se convierta en algo tan normal como lavarse los dientes, tienen el 90% del trabajo hecho en la labor de monetizar los contenidos. Eso sí, es una tarea titánica, pero si fuera fácil lo haría todo el mundo, igual que aprovechar a ese otro grupo de personas que está dispuesto a pagar por el paquete de noticias. Aunque haya muchos que no, hay otros tantos que sí quieren pagar por sus noticias y por el ritual diario de informarse, y esos deben ser el objetivo de Bezos, al igual que el del resto de periódicos del mundo.

Es paradójico que al mismo tiempo que quiere mantener ciertas características de la vieja industria de los medios, Bezos tenga muy claro algunas de las reglas que deben aplicar la nueva industria de los medios. En la entrevista del Post, Bezos habla de la regla número uno, que debe ser “no seas aburrido. Algo tan simple nos dice mucho de la personalidad de Bezos, que ha visto al momento uno de los problemas más importantes de los medios en la actualidad: los medios ya no compiten entre sí, compiten con todo aquello que puede captar la atención del lector, sean libros, videojuegos, series, blogs… y para tener opciones de ganar esa batalla, no pueden ser aburridos. No se trata de meter animaciones y grafiquitos, o hacer textos cortos para no cansar, se trata de que la información sea agradable de leer, que no eche para atrás a nadie. Inculcar eso en los redactores del Post es otra tarea titánica para Bezos.

Pero Bezos tiene claras sus ideas, aunque algunas de ellas parezcan erróneas. Hace un tiempo, Amphibia habló de las lecciones de Jeff Bezos para los periodistas, una lectura muy recomendable en la que junto a recomendaciones obvias como ‘nunca dejes de experimentar’, ‘obsesión por los clientes’ o ‘piensa en el largo plazo’, encontramos otras que pueden darnos las claves de lo que puede ser el futuro Post, como ‘trabaja en grupos para dos pizzas’ (o como evitar la burocratización y la reunionitis), ‘empieza ya para evitar lamentarte después’ (hoy día, el segundo que llega no se lleva premio) o ‘sean tercos pero flexibles’ (no hay que ser un talibán para conseguir tus objetivos).

Todos los periódicos del mundo están expectantes y pendientes de las oficinas del Post para ver de qué manera puede Bezos renovar el diario. Habrá que estar muy atento a lo que hace Jeff Bezos con el Washington Post y desde EScomunicación, os lo iremos contando.

Si te gustó este post, compártelo.