Estar más informado no significa estar mejor informado

Cada vez que escucho a alguien decir cosas como “solo oígo la SER” o “solo leo el ABC” me recorre un escalofrío. Creo que casarte con un medio es una mentalidad tan del siglo pasado como lo fueron los medios de comunicación de masas. Primero, porque mantenerte informado solo por medios de comunicación que sean afines a tu ideología es propio de borregos. Si solo quieres escuchar aquello que sabes que te va a gustar, no quieres que te informen, quieres que te adoctrinen o refuercen tus convicciones. Y segundo, si solo sigues medios de tu línea ideológica, nunca recibirás un cuadro completo de la realidad. Para poder tener una información completa debes consultar la mayor cantidad de fuentes posible y tener una dieta informativa variada.

Como hemos dicho en varias ocasiones, vivimos en la era de la sobreabundancia de información, y no hay necesidad de limitarse a un solo periódico o informativo de radio o TV. Puedes contrastar noticias y fuentes sin necesidad de ser un profesional de la comunicación. Elige con cuidado tus fuentes de Twitter o hazte una cuenta en Feedly para gestionar los contenidos que quieres consumir; en cualquiera de los dos casos, comprobarás como estás mucho más enterado de lo que ocurre que limitándote a un solo medio. La época en la que bastaba con leer un periódico y ver el telediario para saber todo lo que pasaba en el mundo ya pasó, y hay que adaptarse a los nuevos tiempos, en los que saber elegir las fuentes de información y seleccionar los contenidos qué configuran tu dieta informativa es más importante que la fidelidad a los medios de comunicación.

En resumen, con una sola fuente de comunicación afin a tus ideas no vas a estar bien informado. Necesitas más fuentes, pero has de seleccionarlas y gestionarlas, porque estár más informado ya no significa estar mejor informado.

 

Si te gustó este post, compártelo.