El periodismo ya no es lo que era

Pocas veces he visto por escrito y con tanta claridad lo que llevo pensando mucho tiempo sobre la profesión periodística, y ha sido Joaquín Vidal quien lo describe mucho mejor de lo que yo seria capaz. Cito (los destacados son míos):

Pero seamos autocríticos. Los periodistas a día de hoy tenemos claro para qué trinchera escribimos y pocos se atreven a salir del carril. Es más fácil ir a tiro hecho que nadar contra corriente. Es más sencillo –y valorado– ir a la rueda de prensa o hacer corrillitos por el Congreso que ir a conferencias y dedicarse a conocer a los verdaderos expertos en los temas. Ya no se habla con los que saben, sino con los jefes de prensa. Está mejor visto llevarte bien con un jefe de prensa –lo siento, chicos, enemigos naturales de la libertad de prensa si quieren hacer bien su trabajo– que ser una mosca cojonera. He visto a queridos compañeros de medios de primera línea estremecerse ante la posibilidad de llevar la contraria o enfadar al director de comunicación de un ministerio. Y aceptar sus condiciones leoninas sin rechistar, más allá de la típica rajada en la parte de atrás de la sala o por los bares”.

Puedes leer su post íntegro aquí.

 

Si te gustó este post, compártelo.