Hacer periodismo en internet puede ser rentable

 

2013 va a ser un año en el que vamos a hablar mucho de la financiación del periodismo y cómo buscar fuentes de ingresos que permitan a los medios sobrevivir a la caída de ingresos publicitarios. En todo el mundo, diferentes medios de comunicación buscan fórmulas para compensar la pérdida de ingresos por la caída de la difusión a través de muros de pago o suscripciones más o menos completas. Todos ellos se encuentran con el problema de la sobreabundancia de información y que la inmensa mayoría de los lectores no pagarán por algo que hasta hace poco podían conseguir gratis.

 

En el caso de España, la situación no es muy diferente. En la última edición de su libro blanco, la Asociación de Editores de Diarios Españoles (AEDE) explica que aunque la audiencia de la prensa sigue estable, la difusión se resiente por la crisis, descendiendo un 6% en el primer semestre de 2012 y un 4’4% en el primer semestre de 2012. Si a esto añadimos los problemas que tienen las grandes cabeceras para monetizar sus contenidos en la red, vemos que el panorama de los medios sigue siendo muy complicado en este año que acaba de comenzar.

 

Pero como he dicho en alguna ocasión, el periodismo vive aunque la prensa escrita esté muriendo. El caso de eldiario.es es quizás el más destacado en nuestro país: un medio puramente on-line, financiado mediante suscripciones y publicidad, con una estructura de gastos contenida y planes para crecer de forma sostenible. En su primer mes ha conseguido 1.500 suscriptores (a los que llama socios) lo que supone 6.500 euros mensuales de ingresos. No es suficiente para mantener una redacción grande, pero es un primer paso para una más pequeña como es la suya, y no me cabe duda que seguirán creciendo durante este año. Confiemos además en que ese crecimiento sea suficiente para mantenerlos.

 

En el exterior, tenemos otro caso emblemático. Andrew Sullivan, un bloguero estrella de Estados Unidos con un gran seguimiento y que ha creado su marca personal en sitios como The New Republic, Time o The Daily Beast, anunció el 1 de enero que abandonaba este último y se lanzaba a la aventura en solitario. Sullivan pedía a sus lectores que le ayudaran con una suscripción anual de 20 dólares, especificando que si alguien quería pagar más era bienvenido, y le ha ido muy bien. Ayer 3 de enero había conseguido más de 300.000 dolares en suscripciones, con casi 12.000 suscriptores que han pagado de media 28 dólares, como explicó en su blog.

 

Por supuesto, estas cifras no están al alcance de cualquiera. Sullivan lleva escribiendo en internet desde el año 2000 y su blog, The Dish, cuenta con un equipo de 8 personas que trabajan los 365 días del año para producir 240 posts a la semana. Con más de 180.000 visitas diarias está a la altura de cualquier gran medio de comunicación y su apuesta no era tan arriesgada como parecía a primera vista.

 

Con un objetivo de financiación de alrededor de 900.000 dólares anuales, ha llegado a un tercio de esa cifra en dos días. Consiga o no su objetivo final ha marcado un camino, que es apelar a los lectores, a los que realmente están dispuestos a pagar por seguir leyéndolo, que garantizan así que su medio de referencia (blog en este caso) continuará ofreciendo los mismos contenidos con la misma calidad a la que están acostumbrados. Ese es el camino que deben seguir los periodistas de renombre y los medios que hayan construido una marca solvente y querida por sus lectores: Saltarse a todos los intermediarios y que el lector pague directamente al periodista.

 

Si te gustó este post, compártelo.