Cuidado con tus datos en la web

 

SI has visto el vídeo que precede estas líneas, posiblemente estés alarmado/a. Y no es para menos. Estamos acostumbrados a no dar nuestros datos por teléfono pero cuando se refiere a internet muchas personas parece que se olvidan de las más elementales normas de prudencia. Cuestiones tan simples como cerrar tus sesiones de correo cuando estas en ordenadores ajenos, no meterte en páginas no seguras o tener cuidado al pinchar en los enlaces que te mandan al correo pueden evitarte más de un disgusto. Y sobre todo no olvides la regla de oro: Si no lo harías fuera de internet, no lo hagas en internet.

 

Vía Nación Red

 

Si te gusto este post, compártelo.