Los medios de comunicación no pueden volver al pasado aunque quieran

El concepto de flecha del tiempo es bastante simple: El tiempo va del pasado hacía el futuro pasando por el presente y es irreversible. El pasado es inmutable, el futuro es incierto y vivimos un presente fugaz. Por eso, cuesta creer que haya gente que quiera invertir la flecha del tiempo y volver al pasado.

 

Este verano hemos tenido un ejemplo de ello con las fotografias del príncipe Harry desnudo en Las Vegas. Por increíble que parezca, la familia real pidió a los tabloides ingleses que no las publicaran, a pesar de que ya habían sido vistas por millones de británicos a través de internet. Y lo más increible es que los medios accedieron, al menos por un día. Al final The Sun publicó las fotos en su portada, reconociendo en el titular lo estúpido de su posición.

 

 

“La fotografia de Harry desnudo que ya has visto en internet”. Creo que es la primera vez que un periódico admite abiertamente su propia irrelevancia en la portada y creo que es algo bueno. Para solucionar un problema, lo primero que hay que hacer es reconocer que lo tienes. El problema de la prensa escrita es que el papel ha dejado de ser el soporte principal de la información y ha sido sustituido por el bit, fácil de difundir, de almacenar y de acceder. La prensa siempre ha publicado noticias de ayer, pero no nos hemos dado cuenta hasta ahora, cuando gracias a la tecnología somos capaces de acceder a las noticias prácticamente cuando se producen.

 

La disrupción provocada por la popularización de internet y las redes sociales ha hecho temblar los cimientos de toda industria cuyo producto principal pueda convertirse en bits. Ha ocurrido con la música, está ocurriendo con los libros y el cine y esta llegando ahora a los medios de comunicación, que además han tenido que lidiar con una grave crisis publicitaria, consecuencia del negro contexto económico mundial.

 

Y esta crisis de la prensa escrita viene de lejos. Más de 50 medios de comunicación han tenido que cerrar, y los que permanecen han tenido que afrontar dolorosos Expedientes de Regulación de Empleo. Más de 6000 periodistas han perdido su puesto de trabajo desde que comenzó la crisis y la situación no tiene visos de mejorar. Incluso el periódico más vendido de España, El País, está dejando de ser la máquina de ganar dinero que fue y lleva con un posible ERE en puertas desde abril.

 

La situación nunca habia sido tan crítica y por eso, insisto, cuesta creer que haya gente que quiera invertir la flecha del tiempo y volver al pasado. La solución a los problemas de la prensa escrita no pasa por mantener contra viento y marea la importancia del papel, sino por abrazar el bit como modo de llegar a tus usuarios, eliminando gastos superflúos y centrándose en lo esencial. No hay que confundir el continente y el contenido. El producto que elaboran los medios de comunicación escritos no son hojas de papel muerto con las noticias de ayer, son noticias y es en eso en lo que deben centrarse para sobrevivir.

 

Una respuesta a “Los medios de comunicación no pueden volver al pasado aunque quieran”

Comentarios cerrados.