Un año de #15M

 

Es un tópico, pero el tiempo vuela. Mañana se cumple un año del #15M, una fecha que cambió por completo a la sociedad española, haciendo que muchas personas que antes no se preocupaban por la politica participasen de forma activa en asambleas y acampadas por todo el territorio nacional. Por aquel entonces escribí siete ideas sobre aquellos días, de las que rescato dos que no han perdido vigencia:

 

  • Que nadie se engañe, el 15m ha sido sólo el principio. La sociedad española ha visto que puede movilizarse y que no necesita a partidos o sindicatos para que la convoquen. Da igual que al movimiento como tal y las acampadas se acaben en días o semanas. La posibilidad de regresar siempre va a estar ahí y lo que se ha vivido esta última semana se repetirá en las generales de 2012, especialmente si los partidos políticos no toman nota.
  • Y que el movimiento del 15m no se engañe tampoco. Ha tenido más éxito cuanto más generales han sido sus propuestas, pero desde el momento en que vaya al detalle va a perder adeptos, pues muchos de los que han acampado no querrán vincularse con unas propuestas que consideran de un determinado signo ideológico. En los primeras días, el 15m fue una desorganización organizada, si pierde ese carácter se convertirá en otra cosa.

 

Durante la campaña de las generales no se vivió una situación como la de las autonómicas ni por asomo. Y ha sido ahora, con el primer aniversario, cuando el espíritu de aquellos días de mayo esta regresando a las calles y plazas de España. Queda por ver si será un regreso con vocación de permanencia o tan solo una aparición fugaz.