La abundancia para los clientes es escasez para las empresas

Grifo

He hablado en varias ocasiones en el blog de la sobreabundancia de información en la que vivimos. En su mayor parte, está generando efectos positivos para la sociedad pero no hay que olvidar las otras consecuencias. Esa abundancia se traduce en escasez para las empresas de la información. Me explico:

  • Las empresas periodísticas disfrutaban de un monopolio virtual sobre la información. Ahora lo han perdido y la abundancia de lectores/oyentes/televidentes de que disfrutaban se ha tornado escasez.
  • Si antes las empresas de información controlaban el flujo de la misma, decidiendo qué veía la luz y qué no, ahora la información es libre, no hay gatekeepers que puedan pararla.
  • En lugar de reconocer el problema, que es que la audiencia que se marchó no va a volver, estas empresas intentan aplicar viejas soluciones (promociones, recortes, más publicidad) para nuevos problemas (fragmentación, pérdida de credibilidad, crisis publicitaria).
  • Antes, las empresas podían definir los precios de la información: este libro cuesta tanto y este periódico cuesta tanto porque yo lo digo. La nueva situación económica descoloca a las grandes empresas periodísticas, acostumbradas a márgenes de beneficios altos, demasiado para lo que el mercado realmente demanda.

La industria musical ha gastado millones en luchar contra el cambio de paradigma. La industria editorial está yendo por el mismo camino. ¿Qué hará la industria de la información?