Lo que Hollywood puede aprender de Youtube

Entre la dimisión de la cúpula de RIM, el cierre de Megaupload y la guerra de Anonymous contra el mundo, hay una noticia que ha pasado desapercibida: En Youtube se ven cada día más de cuatro mil millones de vídeos. Una cifra astrónomica que define por dónde tienen que ir los caminos de la industria audiovisual y del entretenimiento.

Cuatro mil millones de vídeos al día, 60 horas de vídeo cada minuto. Y la noticia no ha aparecido en los medios, más allá de los especializados, casi con toda seguridad porque Youtube se ha convertido ya en algo normal y aburrido, una parte más de nuestras vidas y como tal, ha dejado de ser noticia.  Pero aún así hay muchas lecciones que se pueden sacar del éxito de Youtube y la industria de Hollywood haría muy bien en tomar nota de las claves del mismo. En Gigaom han hecho un estupendo análisis, señalando tres claves para triunfar hoy en la red.

  • Ser abierto. Youtube es una plataforma abierta para distribuir y consumir contenido. Cualquiera, desde cualquier parte, puede publicar en Youtube y las estrellas que surgen no son elegidas por nadie más que por los usuarios. Por supuesto que hay mucho contenido que sólo podemos calificar como malo, pero la Ley de Sturgeon es inapelable: El 90 por ciento de todo es mierda. Es el 10 por ciento restante el que lo justifica.
  • Ser global. Cualquier persona con acceso a internet puede disfrutar del mismo contenido en Youtube. ¿Limitaciones geográficas y filtros de contenido por país? Eso sólo lo hacen ya las multinacionales y es un error, porque están perdiendo un público que, por tanto, busca otros modos de acceder a esos contenidos. Siendo global puedes llegar a la mayor audiencia posible. Si no eres global, te estás limitando.
  • Ser multiplataforma. A internet se accede desde tu PC, pero también desde tu consola, desde tu smartphone, desde tu tablet y pronto desde tu TV. Si tu contenido esté disponible en todas las plataformas posibles permite que llegues a tu audiencia sin importar cómo se conecte. ¿Qué ocurre cuando películas y programas de televisión están disponibles en unas plataformas sí y otras no?  Que te limitas y pierdes a tu público y éste buscará otros contenidos que sí estén disponibles.