La era de la tablet: Mi experiencia con la Motorola Xoom

Tal y como prometí el pasado lunes, hoy voy a hablar de mi experiencia con la tablet Motorola Xoom. El que fue mi regalo de Navidad adelantado se ha convertido en muy poco tiempo en un gadget imprescindible. Ya conté en un post anterior cómo fue el proceso de elección de la tablet y no me voy a repetir, así que sin más dilación vamos a examinar lo que os ha traído aquí, la Motorola Xoom.

La Motorola Xoom. Hay vida más allá del iPad, gente.

En lo que se refiere a características técnicas, hay otras páginas donde se ha analizado la Xoom y todos sus componentes, y a ellas os remito. Dicho esto, he de decir que la primera impresión que se lleva uno al tener la Xoom entre las manos es de solidez, buenos acabados y un diseño estético y funcional. En cuanto a peso no es un iPad desde luego, pero es mucho más ligera de lo que parece y no es nada incómoda para llevarla con una mano o sujetarla durante un periodo razonable. Además, la versión 3.2 de Android es muy estable y permite aprovechar al máximo las capacidades de la tablet.

La funda oficial, una compra muy aconsejable.
La Xoom encajada en su funda y con este blog en pantalla.
Aquí podéis comprobar como queda la tablet en horizontal y cómo viene preparada la funda para ejercer de soporte.

Un accesorio esencial para toda tablet es una funda para protegerla, y la funda oficial de la Xoom cumple de sobra con esa función. Es una funda ligera que no añade apenas peso a la tablet y la protege a la perfección, dejando libre la cámara trasera y los botones de volumen. El único pero que se le puede poner es la carencia de un hueco para poder cargar la tablet con ella cerrada, pero como sí se puede estando abierta, no es problema

En mi caso he adquirido una funda adicional con teclado bluetooth incorporado, para poder escribir textos largos, y he de decir que funciona a la perfección. La carencia de Ñ no supone ningún problema, ya que se puede configurar el teclado al español sin problema y asignar dicha letra a la tecla que nos plazca. Este post esta escrito con dicho teclado, de hecho.

He aquí la funda con teclado Bluetooth. Se carga mediante un puerto microUSB en el lateral.
Detalle del sistema de sujeción para poner la Xoom en horizontal.
Aquí podéis apreciar la Xoom dentro de la funda y con la aplicación de WordPress funcionando y lista para postear.

Ahora con la Xoom he modificado por completo mis hábitos de consumo de contenidos e información. Me permite jugar, leer comics y libros, consultar mi correo electrónico, ver una película o serie de televisión, navegar por internet, leer los apuntes de Google Reader o conectarme a redes sociales mediante un único aparato y sin necesidad de encender el ordenador. Y no hablemos ya de tomar fotos o vídeos, ampliar su capacidad con una tarjeta microSD o poder conectarle un pendrive o un ratón por su puerto microUSB. Las posibilidades son infinitas.

La aplicación del Reader es una de las que más uso en la Xoom.
Una pequeña muestra de los comics que tengo pendientes de leer, tanto en español como en inglés.
Además del Asphalt 6 HD (en la imagen) tengo instalados otros como Cordy o GTA III y clásicos como Air Control, Fruit Ninja o Angry Birds.
Las películas se ven de lujo en la Xoom, mucho mejor de lo que esta pobre imagen da a entender.
La aplicación oficial de Twitter va muy bien en la Xoom, pero no está optimizada para tablets.

Por eso afirmo que la era de la tablet ya está aquí. La comodidad y facilidad de uso de estos aparatos va a hacer que se conviertan poco a poco en un elemento más de nuestra vida cotidiana y sólo su (todavía) alto precio impide que sean más populares. Por suerte, eso se irá corrigiendo con el tiempo. Al fin y al cabo, hace quince años los móviles también eran un gadget inalcanzable para la mayoría…