El efecto Dunning-Kruger nos invade

En el mundo de la comunicación se da un curioso fenómeno, todo el mundo sabe más que el profesional que lo ha estudiado y que trabaja en ello. Se piensa que una entrevista la puede hacer o gestionar cualquiera, o que basta con mandar una nota de prensa para salir automáticamente en los medios de comunicación. En muchas ocasiones es pura ignorancia, pero eso no es excusa. Yo no sé montar un servidor y no se me ocurriría ponerme con ello, ni mucho menos dar consejos a quien tiene que hacerlo sobre cómo debe hacerlo, y así con muchas otras cosas. ¿Por qué entonces ocurre esto con la comunicación?

La explicación viene por el efecto Dunning-Kruger. Si no lo conoces, «es un fenómeno psicológico, según el cual las personas con escaso conocimiento tienden sistemáticamente a pensar que saben mucho más de lo que saben y a considerarse más inteligentes que otras personas más preparadas, pero su propia incompetencia les niega la habilidad metacognitiva necesaria para reconocer sus errores«. En el enlace anterior tienes el artículo completo, aunque creo que con esta definición te haces una perfecta idea.

Todos hemos conocido a alguien víctima del efecto Dunning-Kruger y con el cambio de paradigma que estamos viviendo, cada vez más gente cae bajo sus efectos. Incapaces de reconocer los cambios a su alrededor, se atrincheran en su supuesta superioridad. Ayer fue un cantante, hoy es una escritora y mañana puede ser un ministro.  ¿Cómo combatir sus efectos? Por desgracia, no se puede solucionar dialogando con ellos, así que sólo queda armarse de paciencia y aguardar a que la cruda realidad rompa sus ilusiones. Será un proceso doloroso para algunos, pero ya sabe, las verdades joden pero curten.