En busca del tablet perdido 2: El regreso

Hace año y medio me plantee por primera vez comprar una tablet, aunque finalmente me decanté por un reproductor multimedia. Más tarde, compré el Kindle y con eso se suplieron mis ansías de leer, pero tras el esfuerzo de la campaña he decidido darme un homenaje y adquirir por fin una tablet. Al igual que entonces, el uso primario será para consumir contenido multimedia, tanto audio como vídeo y también comics. Como uso secundario servirá para escribir, tomar notas, y navegación casual, y con esas necesidades empecé a plantearme: ¿Qué tablet me compro?

Aunque sea la mejor tablet que puedas comprar hoy en día, el iPad quedaba descartado, por una cuestión económica primero, tiene unos precios que considero abusivos, y de gustos después, no me gusta el ecosistema de Apple. Entiendo que si se tiene un iPhone el paso siguiente es un iPad, pero como yo soy Android, voy a decantarme por las tablets Android. Hay muchas tablets Android, pero desde un principio me atrajeron las tablets de Asus, en un primer momento la Transformer.

Pero no terminó de engancharme, ya que en diseño no me terminaba de convencer. Aunque la combinación de tablet y teclado me pareció excelente e ideal para la utilidad de escribir que quería darle. Entonces vi la otra tablet de Asus, la Slider y esa ya sí pareció la opción definitiva.

Un diseño estupendo, un teclado integrado, una gran capacidad… la Slider lo tenía todo, pero una vez que me puse a indagar, no encontré un sitio donde me garantizaran que tuviera el teclado español con Ñ y me tiraba un poco para atrás el tema del peso total del conjunto. Añadimos a eso que no encontré muchas reseñas en los foros, con lo que no sabía si apostar por el Slider o esperar esa maravilla que será el Transformer Prime.

Pero lo que fui descubriendo sobre el Prime es que no llegaría a España posiblemente hasta después de Navidad y, francamente, no tenía ganas de esperar tanto. Y en estas estaba cuando encontré en Amazon, con un precio muy bueno, la Motorola Xoom.

Una de las niñas bonitas en cuanto a tablets al principio de año, con un precio bastante más razonable que entonces, con la última versión de Android, Honeycomb y el futuro Ice Cream Sandwich en el horizonte, con una serie de accesorios entre los que se encuentra un teclado inalámbrico perfecto para la función de escribir que también quiero darle. Así que no me lo he pensado más de dos veces, ya lo tengo encargado y teóricamente me llega mañana. Así que ya hablaré en un próximo post de la Xoom y todas sus posibilidades, que pienso exprimir al máximo.

2 respuesta a “En busca del tablet perdido 2: El regreso”

Comentarios cerrados.