El futuro de la prensa II: Los medios tienen que hacerse sociales

Hace un año, escribí un post sobre el futuro de la prensa escrita en el que afirmaba que nos encontrábamos ante un auténtico proceso darwiniano, en el que «la selección natural va a hacer que desaparezcan las cabeceras que no sepan adaptarse a un nuevo modelo». También hablaba de las tres D (difusión, diferenciación y dinero) que eran y son las claves y objetivos que todo periódico debe buscar a la hora de sobrevivir en el siglo XXI, adaptando su modelo de negocio al papel decreciente del papel y creciente de las pantallas.

Ha pasado un año y poco o nada ha cambiado de aquel análisis. La circulación de los diarios sigue bajando y hay que buscar modos de arreglar la cuenta de resultados, aunque sea mejor pensar en la supervivencia a largo plazo con soluciones para evitar el cierre, como ya vimos en su momento. Queda para la esperanza que el boom de las tablets haga que surja un nuevo canal por el que los miedos escritos puedan encontrar otro cauce de difusión y monetización de sus contenidos. La oportunidad está ahí, pues las tablets y los smartphones se van a ir convirtiendo, cada vez más, en un elemento cotidiano de nuestra vida diaria, pero queda por ver si los medios españoles están preparados para ese reto. Alguno ya se apunta tantos, y dicen que quien pega primero…

Lo que sí está claro es que no son buenos tiempos para el periodismo. Prisa, que se enfrenta a un recorte draconiano, ha tenido que vender Cuatro y CNN+, y esta última ha desaparecido. Colpisa también ha estado a punto de cerrar. ABC sigue reduciendo su plantilla, y El Mundo y el País van a tener que negociar sus convenios este año y va a ser difícil que los trabajadores de ambos periódicos puedan mantener sus condiciones salariales y laborales. Pero aunque el futuro está un poco negro, todavía hay posibilidades. Y la salvación de muchos medios de comunicación pasará por las redes sociales. Los medios de comunicación tienen que hacerse sociales

Ante datos como los que se recogen en el vídeo que acabas de ver, no hay mucho más que añadir. Pero ¿cómo pueden hacerse sociales los medios?

  • Tienen que integrarse con las redes sociales existentes para que el usuario pueda compartir. Cada vez que leo algo interesante me gusta compartirlo con mis conocidos y no hay nada más fácil que implementar botones sociales para enviar ese contenido directamente a Facebook, Twitter o tu red social de preferencia. Es tan fácil que hasta este blog los tiene.
  • Hay que fomentar la transparencia y dar a conocer a tu equipo. Trabajando como trabajo en el mundillo, conozco prácticamente a todos los periodistas de información política, sé dónde escriben y en qué tertulias participan. Para el ciudadano medio esto no es posible, pero hay que favorecer la posibilidad de perfiles actualizados, con enlaces a otros artículos que haya escrito, vídeos, blogs… Hay que abrazar el concepto de publicness, la transparencia crea confianza, el secretismo no.
  • Tienen que abrirse a sus usuarios y consumidores. Como todas las buenas ideas, es muy simple, cuanto más permitas a tus lectores implicarse en tu medio, más adhesión generarás y más seguidores de tu medio conseguirás. De la misma forma, no hay que temer a la participación no profesional y confiar en la sabiduría del colectivo. La prueba es que la sexta página más visitada del mundo se basa en esos mismos principios.

Estos son sólo algunas formas de hacerse social. Habrá muchas en las que no haya pensado y muchas más que todavía ni se hayan inventado, pero el futuro está ahí. Veremos si durante este 2011 los medios abrazan esta realidad, pero dentro de un año, volveremos a tratar el tema y veremos por dónde anda el futuro de la prensa.

Una respuesta a “El futuro de la prensa II: Los medios tienen que hacerse sociales”

Comentarios cerrados.