Predicciones para el año que empieza (I): Política

Casi sin darnos cuenta, ya llevamos 11 días de 2011, un año que nos va a traer muchas novedades en política, comunicación, periodismo y nuevas tecnologías. Y cómo estamos empezando el año, vamos a ejercer de pitonisos y comenzamos el primer post de tres con unas cuantas predicciones para 2011.

2011: ¿El último año de Zapatero?

En lo que a política se refiere, la cita más importante de este año serán las elecciones municipales y autonómicas de mayo, en las que se comprobarán si el descalabro que las encuestas auguran para el PSOE será tal o no. De ese resultado dependerá en gran medida la continuidad o no de Zapatero como candidato socialista para las generales de 2012, la gran incógnita del año y de la que tendremos respuesta seguramente después del verano.

En EScomunicación nos vamos a mojar y vaticinamos desde ya que Zapatero no repetirá como candidato en 2012. La economía va a pesar mucho en esa decisión, ya que la situación de nuestro país va a seguir siendo cuando menos delicada, y Zapatero dará un paso atrás para asumir las culpas del estado de nuestra economía y liberar al PSOE de ese lastre electoral. El próximo candidato, que seguramente sea Alfredo Pérez Rubalcaba, tendrá así las manos libres para poder distanciarse y realizar nuevas propuestas para intentar minimizar la casi segura derrota socialista.

El resultado de las elecciones de mayo condicionará la actualidad política durante el resto del año. Si el PSOE sufre una derrota abultada, cundirá el nerviosismo y puede que hasta el pánico entre las filas socialistas, y si  feudos históricos como Extremadura o Castilla-La Mancha cambian de signo político, la situación será realmente crítica en la calle Ferraz.

Por el contrario, en la calle Génova, los populares lo tienen todo de cara. Con su electorado claramente movilizado y la economía centrando su discurso, el PP no necesita hacer una campaña especialmente agresiva o polémica. La metáfora más clara de la situación del Partido Popular es la del juego de las siete y media, en la que los populares tienen en su mano cartas suficientes para sumar siete. Intentar arriesgar puede suponer perder la partida, mientras que plantarse es victoria casi segura y Rajoy lo ha tenido claro desde hace mucho tiempo.

Además, una victoria más o menos holgada en mayo allanará el camino de Rajoy para el Congreso Nacional que debe celebrar el PP este año, y en el que por primera vez se pondrá en práctica lo acordado en Valencia  hace tres años. El presidente elegido en ese congreso será automáticamente candidato del PP para 2012 y nada parece indicar que vaya a haber una candidatura alternativa a Rajoy, pero si recordamos lo que fue el Congreso de 2008, veremos si hay polémica en el caso (posible) de que no haya Congreso Nacional.

Hasta las elecciones, el tema recurrente será el alto el fuego de la banda terrorista ETA y, sobre todo, la presencia de los terroristas o quienes los apoyan en las listas electorales de municipales y autonómicas. Afortunadamente, la reciente reforma de la Ley Electoral da nuevos instrumentos al Estado de Derecho para evitarlo, pero los terroristas lo intentarán hasta el último minuto, que no le quepa duda a nadie. El otro tema será, como no, la economía y no nos extrañará en absoluto que el Gobierno tenga que salir más de una vez durante el año para desmentir que España necesite un rescate como Grecia o Irlanda. Confíemos en que realmente no nos haga falta…

Una respuesta a “Predicciones para el año que empieza (I): Política”

Comentarios cerrados.