Ayer fue un mal día para escribir

Sí, el caos aeroportuario también ha afectado a este blog. No es que esté varado en algún aeropuerto, sino que la actualidad me obliga a echar más horas en el trabajo, con lo que no pude escribir el post sobre los datos del último EGM. Así las cosas, ese post será publicado la semana que viene, junto con otros dos relativos a Wikileaks y lo que supone de cambio de reglas del juego en el mundo periodístico, y la crisis de los controladores, desde la perspectiva de la comunicación de crisis. No me pongo fechas, porque a saber cómo tendré la semana, sacaremos tiempo de dónde se pueda. Y para aliviar la situación caótica originada por los controladores, qué mejor canción que esta… 😉